Punto de vista: Arais

Comunidad de Madrid; Centro comercial ‘Road Stop’.
Te encuentras en un centro comercial ubicado en el cruce entre la calle de Alcalá y la calle de Arturo Soria, en el distrito de Ciudad Lineal. Desde aquí observas la tienda ‘Más por Menos’ la cual te llama la atención.

yady mira a la joven que está delante de ella

Arais se da cuenta de que la miran y observa a su vez.

yady
soy una chica de 30 años, estatura media, de origen mexicano, morena, delgada, tengo ojos color miel, pestañas pequeñas, cejas abundantes, nariz ligeramente chata y rostro afilado, pómulos pequeños, cabello quebrado a media espalda, boca mediana, manos delgadas y finas, y una sonrisa que pocas veces se asoma. pero un gran corazón para entregar en cada acto y sueño de mi vida. e incluso por los demás.
Se nota claramente que es una mujer.
lleva puesta una gorra de camionero.
lleva unas gafas negras y azules.
Viste un elegante collar plateado.
lleva puesta una blusa de color azul índigo.
Lleva puesto unos pantalones largos normales y corrientes.
lleva calzados unos botines de mujer.

yady se acerca mas a la mujer para apreciarle mejor

yady dice con acento mexicano, “hola… que tal!”

Arais no se mueve y no aparta los ojos de la otra mujer

Dices: “hola, bien, terminando mi jornada”

yady se acomoda el ordenador portatil que lleba consigo bajo el brazo y sonríe mientras dirige la mirada al rostro de la chica.

Yady dice con acento mexicano, “muy bien.”

Arais no pierde de vista sus movimientos

Dices: “hay mucho tránsito de gente aquí, y de camiones, por supuesto, es casi imposible tanta demanda”

yady dice con acento mexicano, “yo soy yady gs.”

Arais se demora un poco antes de dar su nombre

Dices: “me llamo Arais”

yady sonríe.

Arais se fija en la tímida sonrisa de la chica

yady estrecha suavemente la mano de la chica

Dices: “también conduces camiones?”

yady dice con acento mexicano, “yo también vengo de cumplir jornada. porque lo que es el ejercicio de mi profesión… lo tengo escaso.”

Dices: “ejercicio de tu profesión?”

Arais se apoya en la pared y se quita la gorra, hace mucho calor

yady dice con acento mexicano, “si. pero… no tiene importancia.”

Arais sonríe levemente

yady se quita la gorra y se avanica la cara. algo nerviosa.

Dices: “… estás bien?”

yady dice con acento mexicano, “y lo que me queda es vender sereales o repartir pizas. además los camiones están de lujo.”

Dices: “tienen aire acondicionado, es algo bueno en esta época”

yady dice con acento mexicano, “si… descuide. solo que hace calor.”

Arais le indica un banco a la chica

Dices: “siéntate si quieres”

yady dice con acento mexicano, “que le parece si para hacer mas confianza vamos a tomar algo al club. aquí está muy concurrido. y no se puede conversar a gusto.”

Dices: “club? qué club?”

yady camina hacia el banco ofrecido por la mujer pero duda en tomar asiento.

Arais se lo vuelve a señalar

Dices: “estás un poco pálida”

yady dice con acento mexicano, “quizá porque no he comido nada. pero en verdad todo está bien.”

Arais mira hacia el interior del comercio

Dices: “puedo traerte algo?”

yady mira a la chica desconcertada.

yady dice con acento mexicano, “vamos al club. yo invito. verá que no se arrepentirá.”

yady se pone de pie y hace un jesto a la mujer para que le siga

Arais mira la hora en su móvil, parece algo indecisa, pero piensa.. sí, por qué no

Empiezas a seguir a yady.

Dices: “está bien”

Comunidad de Madrid; Calle de Alcalá.
Ves un coche deportivo de color negro aquí.

yady sale del centro comercial.

Tras varios minutos…

Entrada al club El Otro Mundo

Arais mira alrededor

yady se marcha hacia dentro.

Arais está a punto de darse media vuelta, pero decide entrar. Quién sabe dónde podría encontrarse con Ben o recavar información interesante.

Comunidad de Madrid; planta principal del club

Nada mas entrar lo primero que ves es una enorme pista de baile iluminada por cientos de pequeñas luces de colores, al final de esta se aprecia un pequeño escenario. A los laterales se encuentran las barras con unos cuantos camareros donde pedir bebida. a izquierda y derecha de la puerta ves unos cuantos sofás donde descansar los pies. Unas escaleras con pequeñas luces azules suben al segundo piso. Las paredes y techo estan decorados en tonos negros y rojos que crean un ambiente acogedor.

Música actual suena a todo volumen.

Arais parpadea por las luces
Música actual suena a todo volumen.

Arais dice casi gritando:

yady se acomoda en uno de los sofás

Dices: “crees que es una buena opción estar aquí?”

Música actual suena a todo volumen.

yady se pone de pie y sigue a la mujer

Arais elije uno de los sofás más cerca de la barra.

Dices: “mejor aquí, no crees?”

yady asiente con la cabeza

yady hace una seña a un camarero para que tome la orden

Dices: “tomaré una piña colada”

yady saca su movil y teclea algo.

Arais mira un tanto recelosa a la chica

yady dice con acento mexicano, “yo quiero un… no lo sé. mejor miraré el menú.”

yady palmea en el hombro a la joven para tranquilisarla.

Arais da un ligero respingo pero lo disimula bien, y va a sentarse

yady toma la carta del lado superior de la barra y la mira pensativa

Arais observa a la chica con curiosidad

yady camina despacio hacia el sofá y cuando trata de sentarse tropiesa con algo.

Arais se levanta apresurada para intentar sujetar a Yady

yady cae al suelo de rodillas y hace una mueca de dolor

Dices: “vaya, lo siento, no estuve a tiempo”

yady llora desconsoladamente.

Arais se agacha para ayudar a la chica a levantarse

yady grita: “aaaahhhhaaaahhhh!”

Dices: “ven, tranquila, seguro que no es nada”

yady dice con acento mexicano, “gracias. pero creo que me he roto la pierna…”

Arais sujeta a Yady por las axilas y la levanta con la ayuda de uno de los camareros

Entre los dos ayudan a la chica a sentarse en uno de los sofás

Arais mira a la gente que se agrupa alrededor de ellas

Dices: “todo el mundo atrás, esto no es un circo”

yady llora desconsoladamente.

La gente no se aparta hasta que Arais da un par de fuertes palmetazos.

Arais tumba a Yady en el sofá y le aparta el cabello de la cara

Dices: “tranquila, déjame ver”

Arais vuelve a fulminar con la mirada a la gente

Indicas a todos los presentes que eres medico.

Dices: “vamos, atrás, no molesten”

yady grita: “aaaaahhhhhaaahhhh!”

Arais palpa con cuidado la rodilla de Yady por encima del pantalón

Dices: “no es una fractura, pero te has torcido la articulación y muy posiblemente tienes un esguince ”

yady aún doliéndoce lebanta su mirada cristalizada por lágrimas y agradece a la joven

Arais mira al camarero

Dices: “puedes traer una bolsa con hielo, por favor?”

El camarero se mete tras la barra y al poco reaparece con el hielo y una cara de pocos amigos.

yady respira agitada y llora ya en silencio

Arais toma la bolsa, levanta la pernera del pantalón de Yady y aplica el hielo sobre la rodilla

Dices: “tal vez deberías ir al hospital y que te hagan unas radiografías, tendrán que inmovilizar esa pierna”

yady ba calmando su respiración y dice: gracias ye verdad. es bueno contar con médicos en madrid.

Arais acaricia la frente de Yady

Dices: “pronto estarás bien, creo que ha sido más el susto que otra cosa, aunque seguro que duele”

Arais aparta la bolsa y pide un paño al camarero

yady dice con acento mexicano, “gracias señorita. seguiré su consejo en cuanto baje un poco la inflamación.”

Arais venda la rodilla con habilidad sorprendente para ser solo un paño de cocina

yady saca su movil y le muestra su numero a la mujer

Arais lo mira como memorizando

yady mira a la chica agradecida y le dice: cualquier cosa que necesite aquí puede ponerse en contacto conmigo.

Dices: “quieres que llame un taxi y te acomnpañe al hospital?”

yady dice con acento mexicano, “si… se lo agradecería mucho.”

Arais intercepta a un chaval que pretendía llevarse el ordenador de Yady que estaba descuidado en la punta del sofá

Dices: “dame eso, chico, y mejor vete si no quieres que me enfade”

Arais devuelve el ordenador a Yady

Dices: “ven, te ayudaré a levantarte, pero bebe esto, no lo he tocado, te sentará bien”

Arais alarga su vaso a la chica

yady agradece con la mirada a la mujer

yady bebe un sorvo del baso y lo devuelve

Arais deja el vaso y sujeta a Yady para ayudarla a levantarse

Dices: “apóyate en mí”

yady se apoya en la chica y se levanta con dificultad

Dices: “eso es, vamos fuera y llamaré un taxi”

Comunidad de Madrid; Plaza de Cibeles.

Esta plaza se encuentra en la intersección de la calle de Alcalá con el Paseo de Recoletos y el paseo del Prado.
Este lugar es circular,. Parece más una rotonda que una plaza.

Ves Fuente de Cibeles aquí.

Las fachadas de los edificios están llenas de folletos del grupo antievita Firme Unidad.

Sin dejar de sujetar a Yady, Arais saca su móvil del bolsillo, abre la aplicación ‘TaxiMan’ y pide un taxi.

Ël taxi llegará en 2 minutos.

yady se presenta como investigador privado.

Arais arquea una ceja

Dices: “investigador privado…”

Arais mira hacia la concurrida calle, como en guardia.

Dices: “el taxi vendrá en dos minutos”

Ves un taxi acercarse.

Dices: “ahí viene”

yady llora y no deja de hacer una mueca de dolor

yady entra en Un taxi ayudada por Arais.

Dices: “tranquilízate, pronto te sentirás mejor”

Después de unas pocas palabras con un taxista desagradable Arais pide ir al hospital.

El taxi se pone en marcha.
Tiempo estimado: 6 minutos.

Dices: “estás más tranquila?”

yady dice con acento mexicano, “si. gracias”

Arais sonríe a la chica

yady suspira profundamente.

Dices: “no es grave”

yady estrecha la mano de la mujer y le dice en un tono dulce: le ofrezco mi amistad en gratitud por su apoyo que si no habría sido por usted, ahí estubiera tumbada en el club.

Arais hace un gesto con la cabeza y sonríe

Dices: “es mi deber”

yady dice con acento mexicano, “gracias de nuevo”

Murmuras: “le chain”

El taxi se detiene al llegar a tu destino.
pagas 7.98 euros al llegar a tu destino.

Comunidad de Madrid; Plaza de Castilla.

Te encuentras en una gran plaza situada al norte de la ciudad, en el distrito de Chamartín. Está atravesada por el tramo final del Paseo de la Castellana, Y constituye el centro neurálgico del barrio de Castilla.

Ves obelisco de Calatrava, Monumento a Calvo Sotelo, y Un taxi aquí.

yady sale de Un taxi.
El taxi se marcha al quedar vacío.

Comunidad de Madrid; hospital Universitario La Paz.

Te encuentras en un centro hospitalario de titularidad pública, situado en el distrito de Fuencarral El pardo. Está administrado por el Servicio madrileño de salud y es uno de los principales hospitales de referencia. También es centro de referencia nacional e internacional en varias áreas específicas de elevado nivel de desarrollo científico y tecnológico. Aquí es donde te puedes reavilitar si has sufrido una lesión grave. Si no estás curado del todo no podrás salir de este lugar hasta que termine tu periodo de observación.

Arais se acerca a la recepción y explica lo que ha ocurrido

yady continúa apoyada de la médico y camina con dificultad

Dices: “pronto te atenderán Yady”

Arais ayuda a Yady a sentarse y aguarda con ella hasta que la llaman

Dices: “podrás volver dsola a tu casa?”

yady dice con acento mexicano, “mmm eso creo…”

Dices: “lo siento, no puedo quedarme más, estarás bien”

Arais sonríe

Dices: “cuidate, Yady”

yady te da dinero.

Dices: “oh, no, de ningún modo”

yady dice con acento mexicano, “por la atención recibida. mil gracias”

Arais niega con rotundidad, pero no puede devolverle el dinero porque Yady es tomada de la mano por una enfermera y la lleban a un cuarto para ser rebisada.

Arais sale rápidamente del hospital, siempre ha desconfiado de las casualidades. Investigadora privada?

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *