• ¡Conéctate!

    Telnet cyberlife.es 7777

Nueva escena de rol: Viaje a paraguay, parte 1

Punto de vista: Auxita

Diego había recibido un salvoconducto para estar por 3 semanas fuera de Madrid, ya que tanto él como Auxita tenían un compromiso laboral con Imperium Food que debían cumplir. Fueron dos días duros, de trámites y colas largas, en los que con ayuda de Jorge logró sacar los pasajes para él y Auxita. Jorge no quería viajar:
– «Na, no se preocupen, es un viaje de dos. Vayan ustedes, les doy su espacio» – les había dicho.
Fueron varias horas en avión, desde aquel 27 de octubre a las 4 de la mañana. Al principio nuestros amigos no podían dormirse a causa de la adrenalina, si bien ya habían viajado en Avión otras veces. Llevaron sus pertenencias más importantes, incluso lo que compraron en España, y hasta sus dispositivos que si no fuera porque Diego los hackeó, solo funcionaban bajo las redes de Imperium Corporation.
Durante el vuelo, mientras Auxita dormitaba, él aprovechó para desactivar todos los localizadores. Del celular en sí, y de su propia cuenta en algunas redes sociales que utilizaban su ubicación, pues días antes descubrió que no solo lo seguían, sino que capturaban audios e imágenes. Detalle que le indignó, y tras hacer algún trabajo extra descubrió quien estaba detrás de todo. No era Ana, era Melany. – ¡Qué chica más obsesiva! – pensó. Lo demás, fue dormir, disfrutar el viaje, llegar a asunción. Bajaron en el aeropuerto, los recibió Don Alberto, padre de Auxita y Graciela, su cuñada; Auxita había contactado antes con ellos, por lo que fueron a recibirlos con mucha alegría. Fueron en auto hasta la casa de los padres de Auxita, ya que la prioridad era visitar a su madre enferma y confirmar o descartar las palabras de Aurora, quien les esperaba en la casa y al abrir la puerta, los recibió con expresión neutra, aunque al ver a Dieguito no evitó poner un rostro despreciativo, observándolo de arriba a abajo y murmurando cosas para sí misma, lo cual molestó a Auxita pero intentó no mostrarlo para no pasarla mal de entrada, Diego igualmente no le daba mucha importancia a eso. Auxita confirmó que su madre no estaba tan mal como se lo hicieron creer, aunque sí se la notaba algo aflijida porque ella había desaparecido sin dejar rastro; ese día almorzaron en la casa, pasaron toda la tarde allí descansando en el jardín para luego salir por la noche a bailar. Alquilaron una habitación en un otel céntrico para que tuvieran su espacio, pero volvían a la casa temprano a saludar a los familiares de Auxita para luego salir nuevamente. Transcurrían los días normalmente, Diego estaba encantado conociendo lugares, probando comidas, disfrutando otro aire, muy tranquilo en comparación a lo que es el ambiente conflictivo de Madrid; en tanto Auxita estaba muy feliz, mostrándole a Diego cada maravilla de su país, siendo una guía turística de las buenas.
Días después…
Es 29 de octubre, día de cumpleaños de Auxita. Amanece y el sol va saliendo, Auxita está en su cama ya semi dormida, debido a que su móvil vibra insistentemente, por las felicitaciones que recibe de parte de amigos y familiares por este día especial.
dieguito se acerca a la cama de matrimonio donde dormís plácidamente y con amor, te despierta sin palabras, solo acariciándote y erizándote la piel.
dieguito susurra, «mi amor…»
Auxita abre los ojos entre suspiros, en principio le es raro el lugar donde está pero recuerda y sonríe, viendo la cara de dieguito muy cerca de la suya.
dieguito te come a besos, tratando de no despertarte bruscamente y con una melosa voz te felicita por tu cumple.
Auxita susurra con voz entrecortada por el sueño: buenos días, gracias mi vida…
Murmuras: «qué lindo cumple, en mi país y con vos a mi lado…»
dieguito dice con acento porteño, «Síii mi vida!»
dieguito sigue besándote apasionado y sin querer, comienzan a hacer el amor como una hermosa manera de empezar el día.
Después de un rato de pasión, Dieguito te señala en una mesita un chocolatoso y dulce desayuno.
Auxita mira hacia la mesita y amplía aún más su sonrisa
dieguito dice con acento porteño, «Mirá, torta de choco, dulce de leche, crema y frutillas, café, alfajores, dulce de guayaba y mamón, y hasta arroz con leche solo para vos mi amor!»
Auxita mira la canasta de desayuno delicadamente decorada y repleta de todo lo que mencionó Dieguito.
dieguito dice con acento porteño, «y bueno mi amor, qué planes tenés?»
dieguito dice con acento porteño, «para esta festichola?»
dieguito corre la mesita a la altura de la cama.
Auxita se levanta, recostándose por la cabecera de la cama; mira el desayuno con muchas ganas y se predispone a comer los alfajores, que son los que más le gustan
dieguito corta la torta.
Auxita con la boca llena, hace un gesto a diego para que coma con ella
dieguito empieza a sorver café.
dieguito come un alfajor, estando la torta ya cortada en 4 porciones iguales
Dices: «y no sé, supongo que podemos pasar el día paseando, yendo de compras, algo, y después comemos un asadacho en casa a la noche, querés?»
dieguito dice con acento porteño, «Esaa, dale!»
dieguito dice con acento porteño, «Y nos vamos a comprar por acá y hacemos más turismo en el centro, dale?»
Auxita asiente y también comienza a beber su café, disfrutando.
Dices: «me parece genial! y te muestro lugares así re piolas, y ya que te gustan las cosas electrónicas y juguetes, por ahí vamos a alguna tienda a ver algo de eso, así hacemos algo que te guste también»
dieguito dice con acento porteño, «Eeaa, alta idea mi amor!»
dieguito mira la torta perfectamente cortada, orgulloso de su obra de arte.
dieguito dice con acento porteño, «Es irónico amor, en el colegio boludeaba y no aprendí nada de fracciones, y ahora te corto la torta en 4 partes iguales! wiiiii! soy un geenioo!»
dieguito se parte de risa.
Te partes de risa.
Dices: «vaaaya, igual la tenías clara che!»
dieguito ríe de buena gana y come un pedazo de torta
dieguito no se resiste y te da un chocolatoso beso.
Auxita besa a diego y sigue comiendo alfajor, para luego empezar con la torta
dieguito dice con acento porteño, «Amor, y esta noche ya no creo, salvo que me contaste una vez que al asadacho lo acompañan con mandioca loca»
Dices: «traaanqui amor, que la mandioca acá se consigue en cualquier momento, hasta en la despensita de barrio ma´s pobre la mandioca está sí o sí!»
Dices: «incluso si querés hoy ya cuando almorcemos acompañamos el morfi con mandioca, es como si fuera el pan o algo!»
dieguito asiente, entusiasmado y con su expresión te lo dice todo…wiiii!
Dices: «y decime, qué tal hasta ahora? Cómo te sentiste con mi familia? en mi casa?»
dieguito dice con acento porteño, «Bieen, la Aurora mepa que no me quiere y no nos vamos a llevar, tu mami buee, mepa que algo para abajo me mira pero buena onda…tu viejo, wee, re piola, igual que tu cuñada y tus sobrinitas que son un amor!»
Dices: «y con respecto a mamá…no sé si es porque estará enfermita o algo que te mira así, ni idea, y bueno, aurora…»
Auxita suspira, molesta
dieguito dice con acento porteño, «Che, pero al final tu vieja no estaba taaan terrible, no? O sea, sigue re llena de vida, viste? Menos mal!»
Auxita relaja su rostro y sonríe
Dices: «síii, por suerte está mejor de lo que pensaba! te digo, es mi hermana y sus cosas»
Dices: «ella es algo…especial, ya te habrás dado cuenta. no sé de donde sacó ese carácter»
dieguito dice con acento porteño, «Huuy, la Aurora y yo no sé si vamo a ser buenos cuñados pero naa, yo creo que contra nosotros no haría nada, no?»
dieguito dice con acento porteño, «media brujita tapita, eh?»
dieguito sonríe.
dieguito dice con acento porteño, «Me recuerda a esas mujeres venenosas, viste? emocionalmente venenosas digo»
Dices: «síii, es así, te hace juegos emocionales, ya viste lo que me hizo creer? y todo por mala nomás o no sé»
dieguito dice con acento porteño, «Pero buee, el resto bien, no sé qué tanto me van a querer y aceptar pero venimos bien!»
Dices: «pero noo, aunque no esté de acuerdo con lo nuestro o aunque no te quiera no se va meter, me va reprochar algunas cosas seguro, pero hasta ahí, como dice ella, mis decisiones son mías, de pendeja, pero mías al fin»
dieguito dice con acento porteño, «Menos mal, mi amor»
Auxita sigue tomando café y comiendo alternativamente, su desayuno le encanta
dieguito se come un alfajor y tiene la boca re llena.
dieguito dice con acento porteño, «Alto desayuno, eh?»
dieguito dice con acento porteño, «Y eso no es todo che!»
Dices: «uuuh síiii, te habrá costado un ojo de la cara, esto acá es carísimo! de los mejores…»
dieguito dice con acento porteño, «see,para eso ayer me puse a telefonear y no te quise decir qué era»
Dices: «así que me parece que el almuerzo lo pago yo, no sea que te quedes sin plata para volver…»
dieguito se parte de risa.
dieguito dice con acento porteño, «Naa, vamos entre los 2, yo ya estoy hecho un ricachón de cuidao»
dieguito exagera y se ríe.
Auxita se ríe con él y sigue comiendo, encantada.
dieguito dice con acento porteño, «Y eso no es todo mi amor, mirá acá…»
dieguito se levanta, un pedazo de torta en la boca, va hacia uno de los armarios de la lujosa habitación, lo abre…
dieguito te dice, Ahí te va!
Auxita sigue con la mirada a dieguito, comiendo lo que le queda de torta
dieguito saca de un armario un ramo de rosas amarillas, con otra nota de gran atractivo y te lo da, tras cerrar el armario.
Auxita se limpia muy bien las manos con una servilleta mientras aguarda
Auxita toma el ramo con la boca abierta, sonriendo feliz
Auxita lee la nota entre sonrisas: «Ningún hombre te amará como yo; Te amo». 2 corazones acompañan la frase. Con el ramo en una de las manos se levanta y te abraza con la que tiene libre
dieguito mira atento a tus reacciones con amor y emoción.
dieguito se vuelve a sentar, comiendo más torta.
Auxita acerca su cara y da a diego un sonoro beso en la mejilla, murmurando: gracias hermoso…
dieguito te corresponde besando tu boca.
dieguito dice con acento porteño, «Nada mi cielo, me fascina hacerte feliz y sabía que estas flores te encantan!»
Auxita se quita sensualmente de los labios unas migas de torta que dieguito le dejó al besarle
Dices: «mi vida, sos demasiado importante para mí, me hacés muy feliz con esto y con mucho más, te amo de corazón…»
dieguito tras besarte sigue comiendo.
dieguito trata de no llorar pero le sale una natural mueca de emoción muy profunda.
Murmuras: «se me emociona el guaachoo…»
dieguito dice con acento porteño, «Eeea, se emociona eeh?»
Auxita canta: eres tú el mejor regalo de amor que tuvo mi ser; y eres en mi jardín, perfumada flor, gloria de mi edén…
dieguito te escucha cantar encantado
dieguito dice con acento porteño, «Y eso no es todo, hay una cosa más pero aguantá que terminemos,que sinó va quedar re feo»
dieguito se parte de risa.
dieguito dice con acento porteño, «Vamos amor, seguíi»
dieguito sonríe.
Auxita emocionada sigue cantando: nadie amó jamás, como te amo yo, ángel de mi vida; tuyo siempre será, este corazón, que por tí delira. Eres tú el mejor regalo de amor, que tuvo mi ser; y eres en mi jardín, perfumada flor…gloria de mi edén
Dices: «sos mi mejor regalo, cielo.»
dieguito dice con acento porteño, «Oooh mi amorrr!»
Auxita te besa nuevamente tras cantar y se le escapan lágrimas de emoción
dieguito te corresponde dulcemente y acaricia tu piel.
dieguito dice con acento porteño, «Muy bien mi vida, eso me gusta!»
dieguito dice con acento porteño, «Cantando pa desahogarse y para lo feliz que te hago, wiiii!»
Dices: «y sobre todo para demostrarte que sos el mejor regalo de cumple que tuve en estos 23 añitos…»
Auxita sonríe
dieguito dice con acento porteño, «Aguante yooo mi amorr, aguante yooo eeh!»
Auxita te pellisca suavemente, haciéndote cosquillas
Dices: «tampoco pa que se le suba el ego che! ya suficiente tengo…»
Te partes de risa.
dieguito se ríe
dieguito dice con acento porteño, «alto ego era el guacho eh!»
dieguito dice con acento porteño, «Pero en serio, yo siento algo re igual, mirá que si no no me venía a Paraguay, no tenía a una mujer tan bella por dentro y por fuera, no tenía tanto amor como el que me das, así que imaginate!»
dieguito dice con acento porteño, «Y ahora… pera!»
Auxita sigue riendo sin parar
dieguito se levanta un segundo, recoge su guitarra, la saca del estuche y…
dieguito murmura con acento porteño, «aauuu, mi amor, a ver si hoy me dejás tener el arpa y me enseñás a tocar algo eh?»
dieguito acaricia la suave base de la guitarra.
Dices: «claaaro, alta joda vamos a hacer, te voy a enseñar el cumpleaños feliz en el arpa y me la vas a tocar vos, tenés que aprender en tiempo récord! »
Te partes de risa.
dieguito dice con acento porteño, «See, mi amorrrrrrr, de uunaa, esta tarde la sacamo de donde la tengas guardada y chan chan!»
dieguito comienza a tocar, en un ritmo de cumbia bastante sugerente.
Auxita aplaude siguiendo el ritmo
dieguito rapea mientras toca: eaeea, roflflflflflf! ya tu sabe pa! say it! y dice! y dice! y dice! Ya no importa cada noche que esperé, Cada calle o laberinto que crucé (ya tú saaabe) Porque el cielo ha conspirado en mi favor, Y en un segundo de rendirme te encontré, ya tú saaabe mami! Piel con piel El corazón se me desarma Me haces bien, enciendes luces en mi alma (ajam) y diceeeee! Creeeo en ti, y en este amor, que me ha vuelto indestructible… y qué! que detuvo mi caída libre, wee? creeeeo en ti, y miii dolor, se quedó kilómetros atrás… Y mis fantasmas hoy por fin están en paz, yea yea!
dieguito mientras hace un instrumental con la guitarra grita con voz de dj: Esto es para voooo!
dieguito en vez de cantar dice, medio reggaetonero te había salido, pero bue
Auxita ríe y disfruta de la música en vivo, feliz
Murmuras: «oooh…»
dieguito hace un ritmo tipo carnabalito y te canta otra canción romántica, rapeando un poco en medio.
Auxita deja el ramo de flores en la cama, se levanta y baila, haciendo palmas y cantando al unísono
dieguito mientras toca se calla y te deja cantar sola, mientras hace una mezcla de carnabalito, cumbia, a veces alguna línea roquera a propósito.
Auxita canta: amarte me hace bien, eres lo mejor que me ha dado esta vida; yo no quiero que te alejes no te apartes de mi lado jamás. Amarte me hace bien, sabes que para nuestro amor no hay medida; es más fuerte que yo este sentimiento eres mi otra mitad.
dieguito mientras toca y cantás dice, Mi amor, esta noche les hacemos un mini mini a tu vieja y companía, dale? y si querés me acompañás en el arpa?
dieguito dice al ritmo: roflflflflflfl! eeey,ya tu sabe! Esto es el Dieguíiiin!
Auxita asiente con la cabeza mientras sigue bailando y cantando, pasando un cumpleaños realmente inesperado pero maravilloso
dieguito murmura con acento porteño, «Y ahora…»
dieguito hace una línea de rock bastante ligera, desconcertándote.
Dices: «ups…»
Dices: «y las palmas de todos los negros arrrhrrhrrhriba, cómo canta el dieguín, cómo canta el dieguín!»
dieguito dice con acento porteño, «Eaeeeaa!»
dieguito dice con acento porteño, «El que no hace páalmas es púuutooo!»
Dices: «el que no salta es un cheetooo!!»
Auxita salta locamente, igual al ritmo del rock
La guitarra se le cae al piso sin querer pero no cae, Dieguito la recoge al toque.
dieguito dice con acento porteño, «Ains!»
Auxita aguanta la risa y continúa bailando
Después de un rato deja de tocar y te abraza.
dieguito dice con acento porteño, «ahora te hago sonar a vos, mi amor, aunque ya te tengo sonando toda la mañana!»
Auxita corresponde al abrazo suspirando, cansada de tanto saltar y bailar
Dices: «see, y a la noche hacemo alta joda, seguro que a mi gente le va a encantar oírte tocar»
Luego de este sublime momento, pasaron la mañana mirando y comprando en tiendas de diversos tipos, para luego almorzar en un restaurante con bufet libre, donde comen de todo y por fin diego prueba la mandioca. Por la tarde Dieguito decide hacerle otro regalo más a Auxita, pagando una tarde completa de peluquería y Spá, de modo a que luzca su mayor esplendor para la noche de cumpleaños que se acercaba; mientras tanto él aprovechaba para aprender los acordes de cumpleaños feliz en el arpa de Auxita, quien previamente le dio una enseñanza rápida cuando fueron a la casa por algunas cosas y para saludar, como siempre, a la familia.

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.