• ¡Conéctate!

    Telnet cyberlife.es 7777

Nueva Escena De rol: Removiendo El Pasado

Punto de vista: Layna.

Un ascensor interno para en Servicio de Psiquiatría y las puertas se abren.
sales del elevador.
Servicio de Psiquiatría
Ves Un ascensor interno aquí.
Layna abandona el ascensor y da un vistazo inspirando profundo.
Servicio de Psiquiatría
Es un servicio que cuenta con tres unidades, una de Hospitalización Breve con 21 camas, una Unidad de Enlace y Psicoterapia orientada a atender a los pacientes que están ingresados en otras plantas, y una unidad específica para niños y adolescentes. cuenta con un total de 300 camas, de 1.300 que tiene en total el hospital. También se contabiliza como parte del servicio las urgencias psiquiátricas que se realizan en las urgencias del hospital. Son 170 personas en total las que trabajan en esta unidad, contando psiquiatras, psicólogos clínicos, enfermeros especialistas en salud mental, residentes, trabajadores sociales, terapeutas ocupacionales y el resto del personal de enfermería: auxiliares, celadores, y administrativos.
Layna echa a andar hacia el consultorio y toca la puerta con suavidad.
Una voz masculina le indica que pase adelante.
consultorio
Es un espacio habilitado para consultas de tipo siquiátrico. Tanto los colores como el mobiliario favorecen la relajación. Al ingresar, a la izquierda puedes ver el escritorio donde el terapeuta lleva a cabo tareas administrativas. Cuenta con un ordenador, un archivador y un par de sillas. Tras el escritorio, una ventana permite ver parte del Paseo de la Castellana y ofrece excelente iluminación al lugar. Del lado derecho una división separa otro espacio un poco más pequeño, donde puede verse un sillón, un diván, un equipo de música y una moqueta gruesa que hace juego con la decoración.
Layna entra y cierra la puerta tras de sí con cuidado.
Guillem está concentrado leyendo unos papeles.
Layna carraspea con suavidad.
Guillem alza la mirada y la observa.
Guillem dice con acento catalán, «Hola, Layna. toma asiento por favor.»
Layna separa una silla y se sienta, cruzando las piernas y dejando sus manos entrecruzadas sobre el regazo.
Guillem guarda los documentos en una carpeta que deja sobre su escritorio.
Layna lo observa con atención.
Dices con acento Ateniense, «¿Problemas?»
Guillem suaviza el gesto y niega con la cabeza.
Guillem dice con acento catalán, «No te preocupes, por fortuna tenemos previsto este tipo de contingencias y siempre tenemos una lista de candidatos tanto para la residencia como para las oposiciones.»
Layna asiente, comprensiva.
Tocan a la puerta con suavidad.
Guillem dice con acento catalán, «adelante,por favor.»
Julia entra sin cerrar la puerta.
Julia dice con acento madrileño, «¿me mandó llamar, doctor?.»
Guillem coge la carpeta y se la extiende a Julia.
Guillem dice con acento catalán, «Lleva estos expedientes para que la directora los firme, por favor. Luego entrégalos en administración, allí se harán cargo de ellos.»
Julia asiente cogiendo la carpeta.
Julia dice con acento madrileño, «Necesita algo más?»
Guillem niega con la cabeza.
Guillem dice con acento catalán, «Gracias, Julia.»
Julia dice con acento madrileño, «Nada, doctor.»
Julia sale cerrando la puerta tras de sí.
Guillem mira a Layna.
Guillem dice con acento catalán, «Qué tal llevas el cambio?»
Layna sonríe ampliamente.
Dices con acento Ateniense, «Estaba un poco asustada al principio, pero la verdad es que me siento contenta.»
Guillem dice con acento catalán, «Por lo general no se suelen asignar tantos turnos, pero en vista de que nos quedamos sin una de las residentes nuevas y sin dos de los sicólogos, hemos tenido que recargaros un poco.»
Dices con acento Ateniense, «Comprendo. confieso que llevaba tiempo sin hacer turnos nocturnos, pero lo llevo bien, doctor.»
Guillem asiente.
Guillem dice con acento catalán, «Puedes tutearme si quieres, Layna.»
Layna sonríe.
Dices con acento Ateniense, «Estupendo, porque ya me sentía como cuando hice mi residencia en Grecia y es… bastante raro.»
Guillem ríe, relajándose un poco.
Layna ríe también.
Guillem dice con acento catalán, «Me lo imagino.»
Dices con acento Ateniense, «me he estado empapando del último caso que me asignaste.»
Guillem dice con acento catalán, «¿Y bien?»
Dices con acento Ateniense, «voy a nuestro primer encuentro en lo que salga de aquí, luego te daré mis primeras impresiones. Pero visto lo visto de este sistema que lleva los discapacitados aquí, no me sorprende demasiado sus reacciones.»
Guillem se apoya del espaldar de su silla y cruza los dedos.
Guillem dice con acento catalán, «Nuestro sistema tiene muchas deficiencias, pero es el que rige en la actualidad y tenemos que irnos con cuidado, Layna.»
Dices con acento Ateniense, «Lo sé, he estado indagando un poco al respecto y creo entender a qué te refieres.»
Guillem suspira profundo.
Layna lo observa en silencio un instante.
Murmuras con acento Ateniense, «Tengo la sensación de que hay mucho de lo que se informa que no coincide con la realidad, ¿me equiboco?»
Guillem murmura con acento catalán, «No, no te equibocas pero no es el mejor momento ni el lugar para ahondar en el tema.»
Layna asiente.
Dices con acento Ateniense, «comprendo. Igual ya tendremos tiempo para que me puedas poner al día, si te parece bien.»
Guillem la observa en silencio, meditabundo.
Layna ladea un poco la cabeza observándole.
Dices con acento Ateniense, «guillem?»
Guillem se espabila y asiente.
Guillem dice con acento catalán, «disculpa, tengo demasiadas cosas en la cabeza estos días.»
Dices con acento Ateniense, «No te preocupes, si hay algo que pueda hacer por ti, ya sabes donde ubicarme.»
Guillem asiente.
Layna se pone de pie.
Dices con acento Ateniense, «bueno, voy a hablar con el joven Flores, luego me ocuparé de Elisa.»
Guillem se levanta para abrir la puerta.
Layna se gira sin dejar de observarle.
Guillem abre la puerta y la sostiene.
Dices con acento Ateniense, «Nos vemos luego, si te parece bien.»
Guillem dice con acento catalán, «perfecto, te veo más tarde.»
Layna asiente y sale del consultorio.
Guillem dice con acento catalán, «Layna?»
Layna se gira.
Guillem dice con acento catalán, Ve con cuidado, sobre todo con Elisa.»
Dices con acento Ateniense, «No te preocupes por nada, si hay algo que he aprendido es a remover el pasado con guantes de seda.»
Guillem hace un leve movimiento de cabeza y cierra la puerta.

Servicio de Psiquiatría
Ves Un ascensor interno aquí.
Layna suspira y entra en el ascensor.

punto de vista: arnulfo

Layna ha llegado.
Layna entra con calma buscando la cama del paciente que le han asignado.
Layna camina despacio fijándose en las historias colgadas al pie de las camas.
Layna se detiene al encontrar la del paciente de apellido flores.
Layna mira al joven y sonríe.
Layna dice con acento Ateniense, «Hola, Arnulfo, verdad?»
arnulfo mira a la mujer que le habla
Dices: «hola»
Layna le extiende una mano.
Dices: «sí; soy yo»
Layna dice con acento Ateniense, «encantada, soy Layna. sicóloga del Servicio de Psiquiatría. el doctor Bagur me habló de tu caso.»
Layna mira con rapidez ubicando una silla y sonríe al encontrar una.
Layna se acerca a la silla, la coge y la acerca a la cama.
Layna mira al joven.
arnulfo observa discretamente los movimientos de la chica
Layna dice con acento Ateniense, «te importa si me siento un rato? Creo que así podremos charlar mejor.»
Dices: «puede sentarse, no importa»
Layna asiente.
Layna rodea la silla y se sienta de cara a Arnulfo.
Layna dice con acento Ateniense, «Puedes tutearme, no pasa nada si lo haces.»
Dices: «perdón, la costumbre»
Layna sonríe.
Layna dice con acento Ateniense, «Pues como te sientas más cómodo.»
Layna lo observa con detenimiento fijándose en su expresión corporal.
Layna dice con acento Ateniense, «El doctor Bagur me ha informado sobre tu caso, tu fisioterapeuta también se ha reunido conmigo y me cuenta que progresas muy bien.»
arnulfo sonríe al recordar las terapias e imaginarse afuera
Layna se fija en la sonrisa del joven.
Layna dice con acento Ateniense, «cómo te sientes al respecto?»
Dices: «ya me veo afuera»
Layna sonríe ampliamente.
Layna dice con acento Ateniense, «eso es estupendo, arnulfo. mantener la motivación ayuda mucho en este tipo de recuperaciones.»
Layna dice con acento Ateniense, «el doctor Bagur me estuvo comentando que habías o que tienes pesadillas. cómo vas con ello? sigues teniéndolas o han cesado.»
Dices: «eran aisladas antes de la IDO, pero se hicieron continuas desde que se me informó de mi traslado»
Layna asiente.
Layna dice con acento Ateniense, «y te animarías a contarme cómo eran esas pesadillas?»

Pregunta sobre pregunta. Mundo Virtual Guardado.
[Humor Cyberlifeano]: «cuando no, el mundo virtual y sus mensajes subliminales.»
arnulfo mira hacia todos lados
Layna se fija en la actitud del joven.
Layna dice con acento Ateniense, «me gustaría que supieras que sea lo que sea que me comentes, quedará bajo secreto profesional. No tienes de qué preocuparte, arnulfo.»
arnulfo retuerce la sábana al recordar algo
Layna no pierde detalle de los gestos y movimientos del joven pero permanece relajada.
Dices: «tienen qué ver con algo que pasó hace tiempo»
Layna asiente con la cabeza.
Layna dice con acento Ateniense, «cuando eras niño?»
Dices: «hace un año de hecho»
Layna dice con acento Ateniense, «vale, tienen alguna relación con tu familia, o con amigos, con alguna pareja quizá? O están relacionadas con otra cosa.»
Dices: «con otra cosa»
Layna dice con acento Ateniense, «de acuerdo. »
Dices: «pero parecen tan reales que cuando despierto me veo en el lugar de la pesadilla en vez de donde estoy realmente»
Layna dice con acento Ateniense, «recuerdas alguna en concreto que me puedas o me quieras contar? qizá si logramos indagar un poco, podremos resolver el asunto y que las pesadillas remitan.»
Layna ladea un poco la cabeza.
Layna dice con acento Ateniense, «en ocasiones puede ocurrir que los sueños, en este caso pesadillas sean muy vívidas y nos den la sensación de estar en ellas, aunque estemos despiertos.»
Layna dice con acento Ateniense, «eso puede ir mitigándose en la medida en que entendamos el por qué tu mente las reproduce. así luego podemos trabajar en esto que te comento hasta que desaparezcan.»
arnulfo cierra los ojos recordando la última noche en la base
Layna dice con acento Ateniense, «en ocasiones vivimos sucesos muy intensos que dejan huellas profundas.»
Layna observa al joven.
arnulfo aprieta la sábana
Layna coloca su mano con delicadeza sobre la mano con la que Arnulfo aprieta las sábanas.
Layna dice con acento Ateniense, «podemos ayudarte, no tienes porqué seguir llevando un peso tú solo, Arnulfo.»
Layna le da un suave apretón para transmitirle confianza.
Dices: «tiene qué ver con… con la noche en que terminó el conflicto»
Layna le sostiene la mano con calidez.
Layna dice con acento Ateniense, «comprendo. Yo no estaba aquí, pero supe de lo ocurrido.»
Layna murmura con acento Ateniense, «se que fue una noche terrible para muchos.»
arnulfo vuelve a apretar la sábana
Layna le sigue sujetando la mano con calidez.
Layna dice con acento Ateniense, «en ocasiones los seres humanos podemos actuar con crueldad, Arnulfo. Pero lo importante no es solo eso, sino nuestras motivaciones. »
Dices: «tuve qué defenderme…»
Dices: «no tenía otra opción»
Layna dice con acento Ateniense, «Hay determinadas profesiones que implican tomar decisiones muy duras y sí, el instinto de supervivencia es superior a todo lo demás.»
Layna dice con acento Ateniense, «tienes que saber que no es lo mismo defenderse que actuar con sangre fría.»
Layna le da un suave apretón para intentar reconfortarle.
Layna dice con acento Ateniense, «lo que hicimos en el pasado, sea lo que sea no puede cambiarse, pero siempre puedes cambiar el ahora y con ello el mañana, arnulfo.»
arnulfo cierra los ojos apartando algunas imágenes que vienen a su mente
Layna lo observa con atención.
Layna dice con acento Ateniense, «te sientes culpable por haber sobrevivido? No tienes que responderme si no quieres, pero piénsa un poco en ello.»
arnulfo piensa antes de responder
Dices: «mejor dicho lo que hice para salir de ahí»
Layna asiente, comprensiva.
Layna dice con acento Ateniense, «crees que hubieras podido hacer algo distinto a lo que hiciste para poder sobrevivir y salir de donde estabas?»
Layna sigue sujetándole la mano con calidez y firmeza.
Murmuras: «no había otra forma»
Dices: «en lugares como esos matas o mueres, así es»
Layna dice con acento Ateniense, «bien, entonces siendo así, crees que mereces culparte por lo que hiciste?»
Layna dice con acento Ateniense, «como bien dices, era matar o morir. sin más alternativas, sin otras posibilidades. recuerda eso siempre que el demonio de la culpa quiera agobiarte, Arnulfo.»
Layna lo observa, serena.
Murmuras: «me agobia más la IDO»
Layna dice con acento Ateniense, «en ocasiones somos nuestros peores jueces y nuestros peores verdugos.»
Layna le da un apretón.
Layna dice con acento Ateniense, «Es comprensible. Pero ya no estás allí, y por lo que tu recuperación indica, no vas a regresar.»
Layna dice con acento Ateniense, «eres un chico fuerte, pero no solo físicamente, espiritualmente también.»
arnulfo se tensa al recordar la IDO
Layna se fija en su tensión e intenta reconfortarle.
Layna dice con acento Ateniense, «anclarnos a nuestras experiencias no nos ayuda a crecer ni avanzar, Arnulfo. Has vivido situaciones muy difíciles pero has salido de ellas, no dejes que te impidan seguir tu camino.»
Layna murmura con acento Ateniense, «sobreviviste y eso tiene que decirte mucho. tienes una vida por delante, arnulfo y te podemos apoyar para que la vivas a plenitud.»
Dices: «es lo que venía haciendo hasta que me lo quitaron»
Dices: «y ahora quiero recuperarlo»
Layna sonríe y le da otro apretón al joven.
Layna dice con acento Ateniense, «Y lo lograrás, ya lo verás, Arnulfo.»
Layna dice con acento Ateniense, «lo más importante es no perder la motivación y el deseo de vivir.»
arnulfo sonríe recordando algo
Layna observa al joven sonreír y sonríe.
Layna dice con acento Ateniense, «tienes una bonita sonrisa, arnulfo. »
Dices: «algo me habían dicho»
Layna dice con acento Ateniense, «Alguna novia quizá? O alguna conquista.»
Dices: «alguien que ya se fue»
Layna dice con acento Ateniense, «comprendo. y cómo te sientes al respecto?»
Suspiras profundamente.
Layna cruza las piernas sin dejar de sujetarle la mano.
Dices: «le lloré lo que tuve qué llorarle, pero no pienso seguir llorando por quien no se queda»
Layna dice con acento Ateniense, «Es una decisión muy sabia, arnulfo. Hay personas que vienen a nuestras vidas y se van, otras se quedan y son estas a quienes debemos disfrutar, porque han escogido quedarse con nosotros.»
Layna dice con acento Ateniense, «además, eres tan joven que tienes todo un montón de tiempo para conocer personas y por qué no, para tener conquistas.»
Layna sonríe.
arnulfo le devuelve la sonrisa
Layna le da un último apretón con calidez y se levanta.
Dices: «por ahora sólo pienso en recuperarme»
Layna dice con acento Ateniense, «tengo que atender a otro paciente, pero volveré para que sigamos conversando. Eso es lo más importante, verás como en breve ya estás fuera de aquí.»
Layna sonríe.
Dices: «hojalá»
Layna dice con acento Ateniense, «claro que sí, todos los informes son muy favorables, Arnulfo. mantén la esperanza y verás como alcanzas todo lo que te propongas.»
Layna se saca una tarjeta del bolsillo del pijama sanitario y la deja en la mesita.
Layna dice con acento Ateniense, «te dejo aquí mis números de contacto, llámame si necesitas algo, si quieres charlar o lo que sea, ¿vale?»
Dices: «gracias»
Layna sonríe.
Layna dice con acento Ateniense, «De nada, arnulfo. Es mi trabajo pero que sepas que lo hago con muchísimo gusto.»
Layna ubica la silla donde la encontró y se vuelve a acercar a la cama.
Layna le da un suave apretón en el hombro con cuidado.
Layna dice con acento Ateniense, «cuídate y descansa, vendré esta misma semana para que sigamos conversando.»
Dices: «gracias de nuevo»
Layna le sonríe al joven con calidez.
Layna dice con acento Ateniense, «nos vemos, arnulfo.»
arnulfo se despide con un gesto
Layna le devuelve el gesto con la mano antes de salir.

Nuevo relato de Anggi: trayecto en taxi de camino al trabajo.

Son las ocho y media de la mañana y me encuentro en un taxi camino del trabajo.
Hace una mañana agradable y ya se ve bastante tráfico a esta hora.
Mientras el coche sale de la plaza de España me acomodo en el asiento trasero y miro a la calle absorta en mis pensamientos.
una punzada de nostalgia crece en mi interior al pensar en mi querido hogar. Mis padres… mi hermana… mi perro.
no es que me arrepienta de haber tomado la decisión de continuar con los estudios en Madrid. Deseo tener mi propia vida y disfrutar de la libertad que me da la independencia familiar.
Pero ahora en estos momentos sintiéndome lejos de mis seres queridos, estas cosas me parecen menos importantes que cuando decidí llevarlas a cabo.
Un frenazo del vehículo me saca de mi ensimismamiento y
el taxista toca la bocina enfadado. Un vehiculo ha invadido su carril de forma inesperada obligándole a parar bruscamente.
el taxista lanza varios improperios y prosigue su marcha enfadado.
Tras reponerme del susto y con el corazón acelerado, vuelvo a sumirme en mis pensamientos.
echo de menos a mi familia. Sobretodo las risas de mi hermana. Es curioso como valoras las cosas mas nimias cuando no las tienes a tu alcance.
Tal vez debería haber pasado mas tiempo con élla. Concluyo mordiendome el labio inferior y con una pizca de remordimiento. .
El taxi se detiene en un semáforo en rojo y Los peatones cruzan de un lado a otro de la calzada,
mientras Un vendedor pregona con voz cascada sus productos.
Instantes despues, el semáforo cambia a verde y el taxi vuelve a iniciar la marcha.
Consulto mi reloj de pulsera. Las ocho cuarenta y tres.
me felicito por haber salido con tiempo. Siempre es mejor hacerlo así y evitar las prisas y sorpresas de ultima hora.
El taxista dice; Le molesta que ponga la radio?
Dices; De ningún modo. Póngala usted.
el taxista trastea unmomento con el dial de la radio mientras conduce con una mano.
presto atención sin mucho interés mientras veo por la ventanilla como pasa la ciudad ante mí. .
-Siempre es lo mismo -digo para mis adentro. «Pan y circo».
Todo se basa en captar la atención de los ciudadanos en cosas superfluas.
Nos hacen trabajar como esclavos y luego nos dan una chuchería para que no nos revelemos contra el sistema. Y el deporte es una de esas chucherías en la que la mayoría de los seres humanos entramos como borreguitos camino del matadero.
me sobresalto al ver que eltaxista, medio vuelto hacia mi me mira sonriendo.
Durante unos instantes le miro sin saber como reaccionar y pregunto. Sucede algo?
La sonrisa del hombre se hace mas amplia y dice; -hemos llegado, señorita.
Perpleja, miro por la ventanilla y al ver la frutería caigo en la cuenta de mi realidad.
Se encuentra usted bién, señorita? Pregunta el taxista frunciendo el ceño con gesto algo preocupado.
-El que…? Cómo dice? Respondo aturdida.
-ah, sí. Disculpe mi atolondramiento. He debido quedarme dormida.
Cuánto es? Pregunto al hombre sintiendo como se va disipando mi confusión.
Con las mejillas algo arreboladas, Pago la carrera, y salgo del coche apretando el bolso contra mi cuerpo.

Nueva escena de rol: Demasiado para una mañana

Punto de vista: León

León se aleja de Pentesilea mientras se acomoda la ropa. Le ha parecido escuchar a Astrea llegar en la noche y llevarse a la pequeña antandra.
mejor que se la llevase de allí, habrá tenido que escuchar a las cinco personas que antes tenían un buen rato y ahora dormían entre vorrachos, drogados o simplemente descansaban.

pentesilea y él tenían la suerte de llevarse bien, aunque la carta para Diniere que había escrito Gabrielle le crispaba los nervios. Su pareja; (Como había dicho con acierto Pentesilea) era 16 años menor que él y Diniere tenía solo dos años de diferencia respecto a ella; sin duda alguna ambos se atraían, pero hasta que Gabrielle tuviese un bebé…

León se negaba: se negaba a ver la cara del bebé, a ver a gabrielle envarazada, a no tener otro Blanc a aquellas alturas y también se negaba a perder a Gabrielle. Había tenido que amenazarla con hacer mucho daño social y físico a su familia para que ella accediese a quedarse. Además, Gabrielle no podría vivir sin las comodidades a las que él la tenía acostumbrada. Le gustaba el dinero y eso era innegable.
León camina por el desordenado lugar, pasa por encima de algunos durmientes y abre la puerta del salón, donde ve a Pentesilea desnuda y con un cigarrillo en los labios.
Pentesilea lo saluda en un cálido francés, él devuelve el saludo y sale del lugar sin mediar más palabras.

pide un taxi y después de un rato llega al Eslainte, donde se encuentra cara a cara con una furiosa Astrea que, subida en su moto; permite que león destaque sus ojos impresionantemente negros al igual que su cabello y su piel miel casi caramelo.

Dices: «siempre es un gusto verte, Astrea.»
Astrea lo mira con desdén e ira y suelta las palabras escupiéndole en la cara.

astrea dice con acento madrileño, «Mira, hijo de puta. A mí no me importa si la zorra de mi hermana y tú folláis o jugáis a leer las cartas; por mí como si hacéis una misa. Lo único que sí me importa es que Antandra esté de por medio. ¿Explícame por qué cojones una niña tiene que escuchar a su madre en una orgía! ¡Eres idiota o te haces? ¡No me mires así! ¡No te hagas el desentendido!

Astrea baja de su moto de un salto y se pone ante león; haciendo notar la diferencia de alturas. Respira con fuerza y continúa.

astrea dice con acento madrileño, «Yo, sí, mírame bien porque lo voy a hacer yo. YO voy a quitarle a Pentesilea a la niña de 15 años que tiene entre las manos y no cuida. ¡A mí me importa muy poco que la niña sea producto de una noche de folleteo y ahora no le importe! Yo, ¡qué me mires bien, te digo! Yo voy a hacer que mi hermana se hunda; que te quede muy claro.

León sonríe de lado, Astrea lo está agotando para ser tan temprano, tener resaca y el tema de Gabrielle encima.
Dices: «¿Ah, sí? ¿Y con qué dinero vas a mantener a la niña? POrque hasta donde yo sé, esa hermana a la que le llamas zorra es la que da dinero en tu casa; motorista sin futuro.»
Astrea se echa a reír

Astrea dice con acento madrileño, «Eres gilipollas. esto no es Francia, punto número 1. Y punto número dos yo trabajo vendiendo lo que sea con tal de sacar a esa niña adelante.

astrea dice con acento madrileño, «no, no, guapito de cara. Yo sí sé utilizar la cabeza para pensar y ver mas allá de mi puta nariz.

León se pasa la mano por el cabello
Dices: «no tengo tiempo para tus juegos, y la verdad estoy muy cansado como para escuchar los desvaríos de una amargada, lo que tengas que hablar háblaclo con Lea.»
astrea sube a su moto y mira a León con asco

Astrea dice con acento madrileño, «Tan covarde como de costumbre»
astrea dice con acento madrileño, «Solo necesito que le avises a mi hermana de que yo tengo el móvil de Aantandra y ella tiene otro teléfono»

la moto arranca a una velocidad que a león lo alarma, aunque entra al club después de dos minutos, escribe a Pentesilea el reciente suceso y le añade que prefiere centrarse en las cosas que le corresponden, como Gabrielle (por ejemplo).

come algo y sube a su habitación; demasiado por una mañana.

Nueva escena de rol: Un futuro prometedor.

Punto de vista: Katariina

Katariina se acomoda mirando la casa recién comprada con el ceño fruncido, los zafiros que luce en las orejas destacan su blancura, y también de alguna manera siente que destaca la blancura de las paredes.
Ilta observa el lugar pensativa.
Kalwa camina por lo que todas decidieron destinar al salón, escuchando el repiqueteo de sus tacones rojos a cada paso que da, haciendo eco por el lugar.

ambas amigas observan el cabello rubio casi blanco de su compañía, que posa la mano pálida en la pared, y las observa con sus ojos grizulados atentos, calculando y visualizando como fuere el lugar después de las reformas.

Kalwa dice, «Estais seguras?» -Pregunta con los labios granate entreabiertos, como dudando si preguntar algo que parecía tan obbio.

Dices: «sí. mas vale que subas y elijas tu habitación, Kalwa, de las seis que hay arriba me gustaría pensar si arriba dejaré el estudio o la biblioteca. y de las cuatro que hay aquí abajo ya veremos como las ordenamos.»
Ilta dice, «Bueno, Kal, Riina, vamos con calma, a fin de cuentas faltan Neida y Taini por llegar. y creo que ellas también deberían elegir su habitación, deberíamos elegirlo las cinco, de echo.

Kalwa se pasa la mano por la larga melena nevada y asiente, sentándose en las escaleras polvorientas y acomodando su chal rojo en su vestido negro, fijando la mirada en Katariina y chasqueando la lengua en señal de disgusto por la tardanza de las otras dos conformantes de aquel grupo.

las rejas blancas de fuera se abren, dos figuras se dejan ver, una que hace que a Katariina se le cierren los ojos por tanto rosa en una persona y otra que hace que se le acelere el corazón al observar que luce un ceñido vestido del color de sus ojos, haciéndolos destacar aún más con la joyería entre perlas y esmeraldas.

Neida y Taini entran, taini sonriendo y Neida seria, extremadamente seria y con los labios pintados con un brillo incoloro, pero con los ojos pintados en aquella tonalidad de verde que lucen su vestido y sus pupilas.

Kalwa dice, «Por fin»

Ilta dice, «Pensaba que os tendríamos que esperar hasta el ragnarök

neida sonríe levemente.

Neida dice, «Perdón, trabajo, ya sabéis como funciona esto de ir acompañando a gente por ahí, además sabéis que maquillo en los ratos libres y hoy..

Kalwa la interrumpe, «Ya, no nos interesan tus explicaciones, solo centrémonos en esto»
Neida cierra la voca, aunque Katariina distingue el disgusto en sus ojos verdes.

Taini se acerca a Kalwa y se sienta a su lado, contrastando el color rojo de una con el excesivo rosa de la otra.

Taini dice, «Yo sinceramente me quedé dormida»

kalwa dice, «podrías intentar ser un poco mas responsable.»

kalwa se pone en pie y sube las esccaleras, amplificando el sonido de los tacones al chocar con el mármol.

las otras cuatro chicas la siguen, llegando al segundo piso y observando el pasillo con las habitaciones, al final una puerta de doble hoja.

Ilta es la primera en ir hacia el final mientras el resto de chicas se dispersan por las habitaciones; Katariina al ver a su mejor amiga obta por la habitación a la derecha; justo al lado de la puerta de doble hoja.

Observa la habitación espaciosa y vacía, define en ese mismo instante de que color pondrá el suelo, las paredes, la decoración, todo va a su cabeza como fotografías perfectamente ordenadas, gira el rostro y se encuentra con Neida en la puerta. Ve sus ojos abrirse con levedad al darse cuenta de que la ha pillado pero se pone derecha y entra a la habitación; intentando parecer digna.

Neida dice, «¿Te gusta esta?»

Katariina asiente, tomando la mano de su interlocutora, acariciándole los dedos y entrelazándolos.
Dices: «Neida yo… lo siento… yo…»
Neida le pone un dedo en los labios y agacha la cabeza

Neida dice, «Tampoco debí ponerme así, es también mi culpa no aceptar que necesitas ir más despacio.»

Katariina suspira con alivio
Dices: «gracias, Kulta.»
Neida sonríe y la abraza, reposando la cabeza en su hombro y cerrando los ojos un instante.

Neida dice, «¿Te parece muy apresurado si dejamos esta habitación para ambas? o prefieres que cada una tenga su espacio…

Katariina observa a Neida en silencio
Dices: «creo que será mejor que cada una tenga su espacio para empezar sí.»
Neida asiente y se aleja de ella.

Katariina la ve marchar y suspira con alivio, no sabe bien que pasaría sin ella en su espacio.
apunta mentalmente: suelo azul pastel, paredes blancas y cortinas azul pastel, cama flotante en dorado, y dos mesillas de noche marfil, un escritorio blanco y una televisión a ser posible en frente de la cama.

Katariina sale de la habitación y ve a ilta en frente suyo.
ilta dice, «¡somos vecinas de habitación! Creo que a Neida no le ha gustado mucho, pero bueno está en la que queda a tu lado y frente a ella están Kalwa y Taini. las puertas de doble hoja dan a un valcón con una habitación que puede usarse como salita de descanso y todas las habitaciones tienen baño privado eccepto la primera que creo que será la que destinemos a estudio.

Dices: «perfecto, gracias Ilta no sé que sería sin ti.»
Katariina baja mientras escucha a las chicas hablar de los colores de sus habitaciones y de los espacios que serán ordenados para aquello, Taini y Kalwa son las primeras en irse, con prisa y lo que solamente ella sabe. Ilta las acompaña acariciando su vientre con una sonrisa, con seguridad ya les estará contando que Maki la dejó envarazada y, que aunque él no quiere hacerse cargo del bebé ella siente ilusión con la idea de ser mamá y los tres meses de envarazo que no se le notan en el vientre pero sí en su alimentación denotan su alegría, aunque Taimy kalwa no se fijarían tanto en Ilta como ella misma.
el bebé supone un cambio enorme en la vida de Ilta, consiguió que dejase su ansiedad y la depresión en la que parecía sumirse, además desde la segunda semana de estar envarazada (Que fue cuando se hizo la prueva) dejó el consumo de cualquier droga y habló con Katariina para irse del país y darle un nuevo futuro a su hijo o hija.

Katariina ve como taimi y kalwa la abrazan, Neida observa la interacción y se acerca a la puerta.
Neida dice, «Me voy con Ilta, vendrás después, verdad?

Katariina asiente y sale con la chica, el jardín también necesita algunas reformas pero todo parece prometedor.

Nuevo relato de Anggi: Despertando en mi nuevo apartamento.

el despertador suena a las siete y media de la mañana con una melodía Suave y relajante.
Medio adormilada, extiendo el brazo y a tientas consigo detenerlo.

Seguidamente me desperezo en la cama y me quedo contemplando la habitación.

Estoy feliz. Es mi primer día en mi nuevo apartamento y apenas puedo reprimir una sonrisa de satisfacción.

-anggi, hoy es un día nuevo y preñado de oportunidades para ti. Así que … andando.

Ni corta ni perezosa, tras estas palabras rituales, destapo las sábanas y desnuda entro en el cuarto de baño.
El cuarto de baño está todo alicatado en verde clarito. No es muy grande. Apenas cabrían tres o cuatro personas en él.
inodoro, bidet, con sendas tapas de cerámica esmaltada cada uno, lavabo de mármol con doble grifería, un gran espejo con tres bombillas led, y un plato de ducha protegido con una mampara de cristal con dos puertas correderas y poco más.

abro el agua caliente, y mientras corre el chorro me miro en el espejo unos instantes.

-anggi, estás guapísima recién levantada. ¿Lo sabes? Te amo.

siempre gusto decirme cosas bonitas anmímisma. Sé que levantarse con la moral alta por las mañanas es determinante para tener éxito en la vida.

tras un ultimo vistazo a mi rostro, me meto en la ducha y cierro la mampara de cristal esmerilado.

la ducha por las mañanas es uno de esos placeres con el que disfruto
sobremanera, y al que me entrego gustosa sin reservas.

Me hago consciente de como el agua corre por mi piel, y como reacciono a dicho contacto, alcanzando un estado de relajación casi instantánea.

Pienso en lo afortunada que soy. Pues con tan sólo unos meses viviendo en Madrid ya tengo un empleo y mi propio apartamento.

Tras el aseo personal, cojo el albornoz que está colgado en una percha de pared y me envuelvo en él.

-que bién huele. Me encanta el olor a nuevo.

me coloco una toalla en la cabeza a guisa de turbante y seco mi cuerpo con rigurosa minuciosidad.
Luego, abandonando el albornoz en su lugar, entro en e dormitorio para vestirme.

El dormitorio Es una habitación relativamente pequeña. Pero dispone de una amplia ventana que la hace muy luminosa.
No tiene muchos muebles. Una cama de matrimonio, una mesita de noche de doble cajón con lamparita y despertador, y un ropero empotrado con dos puertas espejadas tipo corredera.

Tras ponerme la ropa interior siempre de color rojo, Me visto una camisa blanca de seda y unos pantalones ajustados de cuero.
Y finalizando la faena, me calzo unos botines negros de cremallera en los pies.
No es que tenga un empleo que pueda decirse … bién remunerado. No, para nada.
Tampoco es un empleo que me produzca mucha satisfacción personal. Tampoco es éso.
Pero necesito obtener dinero rápido para costear mis estudios y… Una frutería de barrio es un lugar tan bueno como cualquier otro para empezar.

Quiero demostrarle a papá que soy capaz de valerme por mí misma.

Termino de vestirme, y tras contemplarme en el espejo del armario unos instantes, extraigo el secador de pelo de su interior.
En otro orden de cosas, no es que hubiese obtenido este precioso apartamento por méritos propios. Más quisiera.
pero tener un papá rico supongo que simplifica mucho las cosas.
No me gusta que ésto sea así. Pero mi situación actual no es para andarme con muchos remilgos. Así pues, me dejo llevar por las circunstancias y espero que las cosas sucedan por sí mismas.
Siempre lo he hecho así y hasta ahora me ha funcionado bién. Fluir con los acontecimientos que salen al paso con confianza libera de mucho estrés.

regreso al cuarto de baño y enchufo el secador a la derecha del espejo. Me cuesta hacerlo, pero con un leve esfuerzo consigo insertarlo en el enchufe hasta el tope.

Quitándome la toalla de la cabeza y colgándola en la mampara de la ducha, enciendo elsecador y comienzo a secarme el cabello ayudándome con un cepillo.

Vivir sola en tu propia casa es una de las cosas que siempre he deseado. El sólo Hecho de andar desnuda por la casa sin que nadie te censure, hacer la casa cuando te apetezca, osimplemente, invitar a los amigos que quieras, era en otros tiempos, algo poco menos que inalcanzable.

Finalizo la labor de secado y dejo elsecador dentro del lavabo. Lo Desenchufo y abro el neceser de cosméticos.
Una pasada por los labios con la barrita de carmín y un discreto sombreado de ojos, es todo lo quenecesito para sentirme mas atractiva y segura.

No me tengo por una chica frívola, aunque a veces lo pueda parecer. Pero sí algo coqueta.
Y a lo que a mi persona concierne, lo que piensen los demas es algo que no me afecta lo mas mínimo. Yo sé quién soy y no pienso cambiar porque a otros no les guste mi forma de ser.
me gusto como soy y me amo. Así de simple.

Abandono el carmín y la brochita de ojos en el interior del estuche y me dirijo al salón.

Esta parte del apartamento si que es bastante amplia. Apenas tiene muebles. Una chimenea estufa construida en piedra, un enorme sillón negro bastante confortable frente a élla, y un jarrón en forma de ánfora regalo de un amigo muy especial.
No es gran cosa. Pero todo esto cambiará muy pronto.
Lo que mas me gusta de esta habitación es el balcón. Orientado a la plaza de España y que amén de ofrecerte una panorámica de la ciudad de Madrid, puedes tomar el sol sin reservas. Algo que me encanta como buena gaditana que soy.

Cojo mi bolso de encima del sillón, y tras una rápida ojeada en su interior. me aseguro de llevar el monedero y las llaves de la casa.

Consulto mi reloj de pulsera y me cuelgo el bolso en el hombro.
Todavía es temprano. para ir a trabajar. Pero tengo que llegar a la calle preciados, y si voy a ir en taxi no quiero que me coja el tráfico a mitad de trayecto.

Anggi sale al descansillo de las escaleras y pulsa el botón del ascensor.

Mientras éste llega, cierra el portón de su casa y le da dos vueltas a la llave.

Nueva escena de rol: Un encuentro peligroso

Punto de vista: Susana

[SMS] saturnino: «Hola susanita. He visto tus mensajes. ¿Como que paco te está amenazando? ¿Como ha sido? ¿Donde estás?»
SMS enviado: «hola saturnino, si imagínate, no pensaba decírselo a mi madre pero ella terminó descubriéndolo, a ella no puedo mentirle, y si, me envió una carta diciendo que no me asercara a ti, pero eso no me parece justo, creo que al final no tendría porqué, estoy acá en mi casa.»
[SMS] saturnino: «Cáspita. No quiero que te hagan daño susanita, y ese paco le creo capaz. Puedo ir a verte?»
SMS enviado: «yo tengo miedo, mi madre me combenció de que no hiciera nada raro, dijo que no lo conocemos y que seguro sería capás de hacer algo terrible, hasta me dijo que nos alejáramos un tiempo, aunque yo le incisto que no es justo que nos tengamos que alejar pero la realidad es que miedo si tengo, y mucho, bueno si estás seguro de hacerlo dale, estoy bien aunque preocupada por esto.»
SMS enviado: «pero donde quieres que nos veamos esactamente?»
[SMS] saturnino: «Esque ahora empiezo a entender cuando dijo que iba a quitarme las cosas que más quería. Mira, a estas alturas yo no se que es seguro o no, susanita. Yo creo que tampoco es justo que nos tengamos que alejar, pero haré lo que me digas. Si quieres que nos sigamos viendo, nos vemos. Si no, tomaré algo de distancia. Tú me dices.»
[SMS] saturnino: «Puedo ir a tu casa o decirme tu un sitio donde quedar. Yo ahora estoy en mi hotel.»
SMS enviado: «mira hagamos algo, quetal si nos vemos en la cafetería del centro comercial? un lugar un poco lejos y bueno, así no saben donde vivimos, supongo, lo digo por si nos siguen, que te parece?»
[SMS] saturnino: «Si, me parece bien. Me visto y voy para allá.»
SMS enviado: «Vale, allá nos vemos.»
Susana al enviar el último mensaje guarda el teléfono en su bolso, agarra las llabes de su coche y llega a la sala para despedirce de Lorna y su hermano Dylan.
Lorna le pregunta que hacia adonde va, ella se limita a decirle que irá a dar una buelta, que quiere salir un poco, lorna nota algo raro en ella pero decide no preguntar, los tres se despiden y ella sale a toda velocidad hacia la cafetería.
Abres la puerta.
Susana camina con paso decidido hacia el centro comercial.
Comunidad de Madrid; Centro comercial ‘Road Stop’.
Susana camina por el lugar esquibando la gente hasta entrar en la cafetería.
Comunidad de Madrid; Cafetería ‘El encuentro’
Te encuentras con saturnino.
Susana entra buscando asaturnino con la mirada.
saturnino no deja de mirar a la puerta y ve a susana
Susana se abre paso entre la gente y llega a él sonriendo pero un poco nerviosa.
saturnino se levanta de la silla y se dirije a la chica
Dices con acento mexicano, «hoola, quetal estás?»
saturnino dice con acento milanés, «susanita…»
saturnino mira a la chica detenidamente de arriba abajo
Dices con acento mexicano, «días sin veerte.»
saturnino dice con acento milanés, «sí, muchos días»
Susana lo obserba mirarla y sonríe.
saturnino abraza a la chica levemente
Susana le devuelve el abrazo.
Dices con acento mexicano, «como has estado?»
saturnino dice con acento milanés, «Oh, no ha habido mucha novedad. tu que tal?»
Dices con acento mexicano, «bien, un poco asustada como te dige en los mensajes pero bien, no ha avido nada nuevo desde entonces.»
saturnino dice con acento milanés, «ah sí, esque es para preocuparse»
Dices con acento mexicano, «la verdad si, pero mi madre no sabe que estamos hablando, la verdad no quiero preocuparla tanto, ya suficiente tiene con que se aya enterado de la carta.»
saturnino dice con acento milanés, «bueno, pero es normal que se preocupe.»
Dices con acento mexicano, «y tu que piensas?»
Dices con acento mexicano, «así es, aunque a veces siento que se preocupa más de la cuenta.»
saturnino dice con acento milanés, «pues la verdad no lo sé, susanita. Tu dijiste que tenías un plan?»
saturnino dice con acento milanés, «na, las madres son así.»
Dices con acento mexicano, «si, pero estoy asustada, el plan o lo que pensaba hacer era responderle al tipo, pero no sé, tu que crees?»
saturnino dice con acento milanés, «y qué le vas a decir?»
Dices con acento mexicano, «no sé, algo como que yo no tengo belas en este entierro, que él no sabe nada de mi ni yo de él, que no nos conocemos, que si tu y yo somos amigos él no tiene razones para inpedirlo.»
saturnino dice con acento milanés, «pero eso no le frenará a hacer lo que tenga que hacer.»
Dices con acento mexicano, «tu crees? porque yo pensaba que así quisá sabría que yo no soy débil y no me dejo amedrentar por nada.»
Dices con acento mexicano, «dime lo que piensas»
saturnino dice con acento milanés, «susanita. Y si te busca? y si… no sé. si te toca?»
Dices con acento mexicano, «ay… no me asustes…»
Dices con acento mexicano, «de solo pensarlo me da escalofríos.»
saturnino dice con acento milanés, «estoy dando alternativas susanita, dijo que me iba a quitar las cosas que yo más quería, y tú eres una de ellas.»
Dices con acento mexicano, «así es.»
Dices con acento mexicano, «quisá por eso es bueno que nos veamos tarde de la noche, porque así le quedaría más complicado estar merodeando, aunque… quien sabe, es una forma de verlo…»
saturnino dice con acento milanés, «entonces supongo que hará todo lo posible para alejarme de tí. Empezará por tí, luego seguirá por más gente.»
Dices con acento mexicano, «pero como mi madre dice, uno no sabe quien es quien y uno no debe confiarse.»
saturnino dice con acento milanés, «Yo no quiero dejar de verte susanita, pero tampoco quiero que te pase nada, me sentiría muy mal y muy culpable si eso pasa»
Dices con acento mexicano, «lo mismo me pasa a mi, dios mío que problema.»
saturnino abraza a la chica y se queda mirándola
Susana le corresponde el abrazo, lo mira y sonríe.
saturnino dice con acento milanés, «tenemos que pensar en algo, no puede hacer esto. NI a mí ni a tí.»
Dices con acento mexicano, «es cierto, pero no se me ocurre nada.»
saturnino dice con acento milanés, «a mi tampoco, cáspita.»
Suspiras profundamente.
Dices con acento mexicano, «oye me estoy acordando de algo, me parece que mi madre dijo que lo denunciara. a menos que lo aya soñado.»
saturnino dice con acento milanés, «esque una opción es ir a la policía, pero el es una persona importante y no ssé hasta que punto juega a nuestro favor.»
Dices con acento mexicano, «también tienes razón.»
saturnino dice con acento milanés, «y si lo encaramos los dos?»
Susana se queda pensatiba.
saturnino dice con acento milanés, «lo grabamos»
Dices con acento mexicano, «encararlo, pero que le decimos?»
Dices con acento mexicano, «huy, que genial idea!»
saturnino dice con acento milanés, «no sé, podemos buscar que nos amenace»
Sonríes.
saturnino dice con acento milanés, «y lo subimos a globaltube»
Dices con acento mexicano, «si, que buena idea! lo grabamos sin que se de cuenta y lo subimos para que se haga viral y así tener bentaja, así nos creerán.»
saturnino dice con acento milanés, «tiene muy buena reputación en Imperium, eso le puede joder bastante.»
Dices con acento mexicano, «claro, se le caerá.»
saturnino dice con acento milanés, «Bueno. Cuando quieres hacerlo? Lo podemos intentar hoy si quieres.»
Dices con acento mexicano, «es obio que saldrá diciendo que lo difamamos, pero una imágen vale más que mil palabras, y con ese video no puede mentirle a nadie, seguro terminará huyendo»
Dices con acento mexicano, «si, pero haber, tienes su contacto? yo si quiciera, si puedes hacerlo dale, le escribes y que nos veamos, aunque no sé muy bien que decirle.»
Dices con acento mexicano, «estoy un poco bloqueada.»
saturnino dice con acento milanés, «si claro, el me mandaba sms todos los días amenzándome.»
alguien se ríe cerca de aquí
Dices con acento mexicano, «vale, entonces escríbele, no sé que decirle yo realmente, podría decirle que seguiremos juntos y que no tiene porqué amenasarnos, pero no sé si eso cerbirá, pero en persona claro, y en un lugar público, ay… es que no sé bien como hacer estas cosas.»
saturnino dice con acento milanés, «haber…»
saturnino dice con acento milanés, «tengo una idea, mejor»
Dices con acento mexicano, «cual?»
Suspiras profundamente.
saturnino saca el móvil y se lo entrega a la chica
saturnino dice con acento milanés, «vamos a hacernos un selfi, que eso se te da muy bien»
Susana le recibe el móvil.
Te partes de risa.
saturnino dice con acento milanés, «y se lo voy a mandar en señal de confronta.»
Dices con acento mexicano, «huy, bueno, y cual sería el paso aseguir? se lo enviamos?»
saturnino dice con acento milanés, «claro, yo se lo mando por SMS»
Dices con acento mexicano, «ay que miedo.»
Tiemblas como un flan.
saturnino dice con acento milanés, «si no estás segura susanita, damos marcha atrás.»
saturnino acaricia el pelo a la chica
Susana se acerca a él.
Susana mira el teléfono con las manos temblorosas, muerta de miedo.
saturnino mira a la chica sin dejar de acariciarle el pelo
oyes un claxon a lo lejos
Carraspeas.
saturnino dice con acento milanés, «sí?»
Dices con acento mexicano, «bueno, se me ocurre que se la enviamos, con un mensaje que diga algo así como. somos buenos amigos, no te hemos hecho nada, todo lo que haces es ridículo»
saturnino dice con acento milanés, «sí, es buena idea.»
Susana no deja de temblar.
una brisa acaricia tu cara
Susana desbloquea el móvil y busca la cámara.
saturnino acaricia la espalda a la chica y le da un lijero beso en la nuca
Susana se sobresalta un poco a sentir el beso, pero rápidamente se consentra en el móvil.
saturnino dice con acento milanés, «soy yo, tranquila»
saturnino se parte de risa.
Susana abre la cámara del teléfono, pone la cámara frontal y se acerca a él.
saturnino mira a la chica
Te partes de risa.
Susana enfoca bien las caras de los dos, y pulsa el botón del opturador.
saturnino sonríe
saturnino dice con acento milanés, «listo, ahora le voy a mandar el sms»
En la pantalla se ve saturnino con la cara pegada hacia la de susana.
Asientes afirmativamente.
saturnino coge el móvil y busca el contacto de paco.
Susana se queda concentrada mirándolo.
Susana todabía tiembla de los nervios.
saturnino manda el SMS
escuchas jaleos y gritos cerca de aquí.
saturnino dice con acento milanés, «listo, ya no hay marcha atrás, susanita»
escuchas música cerca de aquí.
Dices con acento mexicano, «ay ay señor, espero ayamos hecho lo corecto»
Dices con acento mexicano, «aunque tengo fe de que si.»
saturnino abraza a la chica otra vez
Susana lo abraza nuevamente.
saturnino dice con acento milanés, «voy a estár contigo en todo momento, vale?»
Dices con acento mexicano, «si, gracias.»
saturnino sonríe mientras juguetea con el pelo de la chica. El móvil de saturninno vibra
Sonríes.
saturnino coge el móvil y enseña el mensaje que ha recibido: «Os stais riendo de mi? me parece perfecto. Vamos a acavar con esto rápido. Tendréis noticias de mí y no os va a gustar.»
Susana se sobresalta al leer el mensaje.
Dices con acento mexicano, «dios mío, y ahora qué?»
saturnino manda otro mensaje a paco diciendo: «No te tenemos miedo bambino, si quieres nos vemos ahora y lo arreglamos. Nos vemos detrás del Road donde los camiones.»
Susana piensa. pero tenemos que demostrarle que somos fuertes, que nadie nos bence.
saturnino muestra en todo momento la pantalla a susana
saturnino dice con acento milanés, «haber que responde»
Susana lee el mensaje y se siente orguyosa de su amigo.
Sonríes.
saturnino recibe otro mensaje y lo muestra: «Tu vas a mear sangre, italiano d emierda. Espero que estés allí porque como no estés va a ser peor.»
Susana se relaja un poco pero no pierde de vista el móvil.
saturnino dice con acento milanés, «susanita, quieres que vaya yo solo?»
Susana palidece al leer el mensaje
Dices con acento mexicano, «ay, pero si vas tu solo…»
Dices con acento mexicano, «no quiero que te pase nada, ya sé, se me ocurre una idea!»
saturnino dice con acento milanés, «dime.»
Dices con acento mexicano, «tienes todos los mensajes amenazantes que te ha enviado el tal paco?»
saturnino dice con acento milanés, «sí, los tengo.»
Dices con acento mexicano, «bueno, llamemos a la plicía y se los mostramos, y les decimos que nos amenazaba y nos estábamos defendiendo»
saturnino dice con acento milanés, «tu crees que servirá de algo? paco es importante en Imperium.»
saturnino recibe otro mensaje en el móvil: «Estoy donde me has dicho y no estás, hijo de puta. Dime donde estás.»
alguien se ríe cerca de aquí
Dices con acento mexicano, «pues si, pero se supone que la ley tiene que hacer algo al respecto, digo yo porque para eso están, a menos que estén muy de parte de imperium y no hagan caso a nada, ahí si nos jodimos»
saturnino dice con acento milanés, «mira ese mensaje, ya está aquí.»
Susana se inclina otra vez y lee el mensaje, y palidece de nuevo.
Dices con acento mexicano, «ya sé.»
saturnino dice con acento milanés, «dime»
Dices con acento mexicano, «quetal si vamos por el coche y nos perdemos a alcalá de henares?»
saturnino dice con acento milanés, «vale. donde tienes el coche?»
Dices con acento mexicano, «lo tengo en plaza españa, ay mamá! es que me vine caminando.»
Tiemblas como un flan.
saturnino dice con acento milanés, «yo tabmién vine caminando.»
Dices con acento mexicano, «aunque le digimos que iríamos»
Dices con acento mexicano, «ay, ahora ya no puedo ni pensar…»
Sonia ha llegado.
Sonia se marcha.
saturnino dice con acento milanés, «cáspita… creo que deberíamos ir»
Dices con acento mexicano, «si… creo que es lo mejor, o si no se enfadará quien sabe que pase, mejor vamos.»
saturnino dice con acento milanés, «o irnos, no sé, susanita, estoy muy nervioso»
Dices con acento mexicano, «yo también»
Raposo ha llegado.
Dices con acento mexicano, «pues vamos.»
Raposo permanece en el marco de la puerta, observando al interior.
saturnino dice con acento milanés, «sí, pero vamos a verle? nos vamos? que hacemos.»
Dices con acento mexicano, «vamos a verle, mejor.»
saturnino dice con acento milanés, «vale.»
saturnino manipula el móvil y lo pone en grabación.
Susana agarra su bolso y se dispone a salir.
saturnino mira hacia la puerta y ve a paco. De repente mira a susana haciendo señas
Susana ovserba a saturnino.
saturnino dice con acento milanés, «el de la puerta. es él.»
Susana se tensa.
Dices con acento mexicano, «pues ya no tenemos escapatoria, vamos hacia él…»
saturnino se levanta y se dirije lentamente hacia el hombre
Susana se repone y camina con paso decidido, mostrando una seguridad que no siente.
Raposo sonríe y se dirije fuera de la cafetería.
Raposo se marcha.
Susana camina siguiendo al tipo.
saturnino dice con acento milanés, «vamos.»
saturnino se marcha.
Comunidad de Madrid; Centro comercial ‘Road Stop’.
Te encuentras con Raposo y saturnino.
Raposo camina hacia la parte trasera del centro comercial, mirando de vez en cuando hacia atrás
Susana sigue al tipo fingiendo estar tranquila.
Raposo se marcha hacia el sur.
Comunidad de Madrid; Avenida de la institución libre de enseñanza
Ves un coche de la marca KOA aquí.
Te encuentras con Raposo.
Hace una noche cálida y tranquila.
saturnino llega desde el norte.
Susana camina dirigiéndose al tipo.
saturnino sigue a paco el cual se mete tras unos camiones.
Susana los sigue atenta a todo.
Raposo para y se vuelve hacia ellos.
Raposo ríe lentamente, observándolos
Raposo dice con acento coíno, «joer macho, me tenía que tocar la pareha del año.»
Susana mira a saturnino y luego al tipo, fingiendo seguridad cuando está hecha un manojo de nervios.
Raposo se parte de risa.
Raposo dice con acento coíno, «pues ya estamos aquí, verdad, tortelini?»
Raposo mira a saturnino con furia
Dices con acento mexicano, «no entiendo quep asa con mi amigo.»
Raposo mira a la chica y se acerca a ella
Observas un Dron cruzar toda la ciudad.
Raposo dice con acento coíno, «por qué las mujere no os calláis cuando os tenéis que callar?»
Raposo dice con acento coíno, «teníais que tener un botón macho.»
saturnino mira a raposo y se acerca
Dices con acento mexicano, «a mi no me calla nadie, y menos en ese tono, no entiendo porque me habla así, si mi amigo no te ha hecho nada, y yo menos, ni te conosco.»
Raposo agarra a la chica de un brazo y le tapa la boca con la otra mano
Raposo dice con acento coíno, «Amiguita, amiguita, da las gracias a que estoy calmado, eh?»
Susana forcegea con el tipo para retirarle la mano.
Raposo dice con acento coíno, «estate quieta que esto va a acavar mal, chiquita.»
Observas un Dron cruzar toda la ciudad.
saturnino dice con acento milanés, «suelta a la chica, cáspita!»
Raposo se vuelve a saturnino y lo coge del cuello
Raposo dice con acento coíno, «saaaatu. Por favor. venga, que la última vez que intentaste defenderte de un hombre casi no te sale bien.»
Raposo grita: «te acuerdas?»
Raposo tira de saturnino, estrellándolo contra un camión mientras este gime por el impacto
gritas: «ay!»
Murmuras con acento mexicano, «estúpido, idiota.»
Raposo ríe mientras saturnino se reincorpora aturdido
Raposo dice con acento coíno, «que valientes soys por sms, no?»
Raposo abraza a la chica por la espalda, intentando inmovilizarla.
Raposo dice con acento coíno, «entonces no me tenéis miedo, no?»
Dices con acento mexicano, «yo no he dicho eso, señor. lo que pasa es que tu quieres ponerte a la defensiba con nosotros, sabiendo que no te conocemos.»
saturnino dice con acento milanés, «no la toques, no la toques!»
saturnino se levanta y se dirije a paco, este se vuelve y le da un puñetazo en el esternón, haciéndolo doblarse de dolor
Raposo dice con acento coíno, «nada, que no aprende el italiano este.»
Raposo mira a ambos chicos
Susana se acerca al tipo, levanta el pie y le da una patada en los huebos.
Raposo se dobla de dolor, callendo de rodillas
Raposo grita: «puta!»
Susana se acerca rápidamente a saturnino y lo agarra de la mano.
Dices con acento mexicano, «vamos, vamos, rápido!»
Dices con acento mexicano, «vamonos de aquí»
Raposo se levanta y coge a susana del pelo, empujándola y aciéndola caer
Raposo grita: «os voy a undir la vida, hijos de puta»
gritas: «ayyy, idiota, estúpido! todabía te metes con nosotros y te salimos a deber?»
saturnino grita: «susana!»
saturnino se acerca a la chica mientras paco lo intenta detener
Raposo dice con acento coíno, «os voy a decir una cosa»
Susana intenta reponerse y se va poniendo en pie lentamente.
Raposo dice con acento coíno, «Olvidaros de trabajar en imperium, olvidaros de un montón de facilidades, ave?»
Raposo dice con acento coíno, «porque voy a hacer todo lo posible porque vuestra vida sea un puto infierno»
Susana lo mira con gesto osco.
Raposo mira a la chica
Raposo dice con acento coíno, «y una chica tan guapa como tú, deberías de alejarte del busca ruinas este.»
Dices con acento mexicano, «no necesitamos a imperium para trabajar si es lo que te preocupa, tenemos otros lugares.»
Raposo ríe mientras le toquetea el pecho delante de saturnino
saturnino ve el gesto y empuja a paco
Susana se soba la caveza dolorida.
saturnino grita: «eh, no hagas eso, cabrón!»
Dices con acento mexicano, «idiota! como te atreves a tocarme!»
Raposo dice con acento coíno, «venga mujer que no es para tanto»
Raposo ríe mientras se aleja
Raposo dice con acento coíno, «pensaba que íbamos a arrelgar las cosas, pero ya veo que no.»
Raposo dice con acento coíno, «te digo una cosa, chiquita»
Raposo dice con acento coíno, «que sepas que si en estos días te pasa algo»
Raposo dice con acento coíno, «es culpa de este italiano de mierda.»
Dices con acento mexicano, «ues no había nada que arreglar, porque tu fuiste el que se metió con nosotros dos, la solución más fácil era irte y dejarnos en paz.»
Raposo dice con acento coíno, «el cual mató a mi amigo.»
Raposo dice con acento coíno, «pero habéis tenido la mala suerte de encontrar a un cabrón como yo el cual está en la posición que está.»
Dices con acento mexicano, «a tu amigo, él no lo mató, estás inventando mentiras»
Raposo dice con acento coíno, «en fin.»
Raposo dice con acento coíno, «ya te lo dije»
Raposo dice con acento coíno, «aléjate del italiano.»
Raposo dice con acento coíno, «sabemos donde vivís, invéciles»
Dices con acento mexicano, «yo sé que todo lo que dices es una mentira, él no mató a nadie, solo lo haces porque no te cae bien.»
Raposo dice con acento coíno, «la próxima vez no va a ser un empujón de mierda.»
Raposo dice con acento coíno, «disfrutar de la noche, parejita, porque a lo mejor, es la última»
Raposo se parte de risa.
Raposo se marcha hacia el norte
Dices con acento mexicano, «pues no me da risa, a lo mejor estás como para que te lleven al manicomio, por tanto disparate que estás diciendo.»
saturnino se acerca a susana, terminando de grabar el vídeo
oyes un claxon cerca de aquí
saturnino mira a la chica preocupado y la abraza
Susana le correspone pegándose a él, y con la otra mano se toca la caveza.
saturnino dice con acento milanés, «susanita… susanita. estás bien? te duele? podemos llamar a la ambulancia.»
saturnino se frota el cuello y parte de la espalda
Dices con acento mexicano, «si me duele pero estoy bien, no hay sangre.»
saturnino dice con acento milanés, «cáspita… Pensaba que te iba a hacer algo más…»
Murmuras con acento mexicano, «yo también…»
saturnino no deja de abrazar a la chica
saturnino dice con acento milanés, «lo siento mucho, susanita.»
Dices con acento mexicano, «yo la verdad, estava muy asustada pero bueno, al menos ya pasó el susto.»
saturnino dice con acento milanés, «el vídeo está subido a globaltube.»
Susana sigue abrazada a él, tranquilizándose, sintiendo que su cercanía la hace sentir mejor.
Dices con acento mexicano, «gracias, gracias por eso.»
saturnino le acaricia la cara tiernamente
escuchas jaleos y gritos cerca de aquí.
saturnino dice con acento milanés, «Nadie me va a separar de tí, menos después de esto.»
escuchas jaleos y gritos cerca de aquí.
Dices con acento mexicano, «lo mismo digo.»
Susana siente que se va normalizando su respiración mientras sigue abrazada al chico.
saturnino da un leve beso en los labios a la chica.
saturnino dice con acento milanés, «quieres volver a casa?»
Susana se ruboriza.
Dices con acento mexicano, «si… creo que será lo mejor…»
saturnino dice con acento milanés, «vale, susanita, te voy a acompañar, ok?»
Dices con acento mexicano, «vale, muchas gracias…»
saturnino dice con acento milanés, «no tienes que darlas.»
Susana se suelta del chico un momento, y se arregla el cabello.
Dices con acento mexicano, «no puedo permitir que mi madre me vea así.»
saturnino mira a la chica cariñosamente
saturnino dice con acento milanés, «tranquila, te verá en globaltube»
Susana se sobresalta al oir el comentario.
saturnino dice con acento milanés, «claro, hemos colgado el vídeo en globaltube, bambina.»
Susana termina de arreglarse el cabello y se sonroja.
Dices con acento mexicano, «ay dios, me van a matar…»
saturnino dice con acento milanés, «no te preocupes, si te comentan diles que fue idea mía, ok?»
Dices con acento mexicano, «dios mío, espero no… me… proiban salir sola…»
saturnino dice con acento milanés, «yo pongo pecho, no pasa nada.»
Dices con acento mexicano, «ay dios, que bergüenza, me da cosa hacer eso, me da bergüenza ponertte en estas…»
saturnino mira fijamente a la chica
saturnino dice con acento milanés, «susanita»
saturnino dice con acento milanés, «yo voy a luchar lo que tenga que luchar»
Susana le devuelve la mirada, todabía ruborizada y sonriendo.
saturnino dice con acento milanés, «lo único que me interesa es que estés bien y poder seguir a tu lado.»
Dices con acento mexicano, «si, te lo agradesco, aunque me da pesar qe tengas que echarte la culpa.»
Dices con acento mexicano, «ay graacias, en serio, gracias, tan bonito oírte decir eso.»
saturnino dice con acento milanés, «Bueno, no es justo que tu tengas que pagar por una situación en la que no tenías nada que ver»
Susana lo mira y le sonríe.
saturnino devuelve la mirada, sonriendo también
Dices con acento mexicano, «si lo sé, aunque tampoco era justo que te amenazaran.»
saturnino se frota el esternón diciendo, «Bueno, lo importante esque no te han hecho nada grave.»
Susana lo mira frotándose y pregunta: te duele?
saturnino dice con acento milanés, «un poco, pero se me pasará, solo es un puñetazo.»
Dices con acento mexicano, «que desconsiderada yo, no preguntarte nada.»
saturnino dice con acento milanés, «no te preocupes, susanita.»
Dices con acento mexicano, «si, pero te empujó y todo.»
Susana se sonroja de bergüenza.
saturnino dice con acento milanés, «Bueno, mañana lo sabré»
saturnino dice con acento milanés, «estas cosas en frío es como realmente se saben»
saturnino vuelve a acariciar el pelo de la chica sonriendo
saturnino dice con acento milanés, «pero tranquila susanita, no me voy a morir»
Dices con acento mexicano, «es cierto.»
Dices con acento mexicano, «lo que menos quiero es que te pase algo.»
saturnino dice con acento milanés, «no te preocupes, susanita, todo está bien.»
Dices con acento mexicano, «gracias, gracias por siempre decirme palabras alentadoras, por defenderme, por todo.»
Sonríes.
saturnino mira a la chica sonriendo
saturnino dice con acento milanés, «esque no hay nada más bonito que verte feliz, susanita.»
Dices con acento mexicano, «ay, gracias, carajo me voy a sonrojaar.»
Tu cara se pone colorada como un tomate.
saturnino dice con acento milanés, «mira, eso también es bello»
observas como la gente va y viene.
saturnino se parte de risa.
Te partes de risa.
Dices con acento mexicano, «te gusta que me sonroje?»
Sonríes.
saturnino dice con acento milanés, «oh, qué no me gusta de tí, bambina?»
saturnino sonríe.
Dices con acento mexicano, «ay dios mío, me sonrojaré otra vez.»
Te partes de risa.
saturnino dice con acento milanés, «oh, que maravillia»
Susana le acaricia la espalda.
saturnino se parte de risa.
Susana se ríe otra vez.
saturnino devuelve las caricias, acercándose un poco a ella
saturnino ríe mirándola
Dices con acento mexicano, «dios con este chico, me sonroja cada dos por tres.»
Sonríes.
saturnino dice con acento milanés, «no, eres tú la que te sonrojas»
saturnino sonríe.
Dices con acento mexicano, «pero tu lo probocas.»
Te partes de risa.
Dices con acento mexicano, «probocas siempre mis sonrojos.»
saturnino dice con acento milanés, «ah claro, ahora yo tengo la culpa, no?»
saturnino se parte de risa.
Dices con acento mexicano, «claro, pero es muy lindo.»
Sonríes.
saturnino dice con acento milanés, «oh, entonces seguiré haciéndolo, bambina.»
saturnino sonríe.
Dices con acento mexicano, «gracias.»
Sonríes.
saturnino dice con acento milanés, «no hay por qué»
saturnino sonríe.
Dices con acento mexicano, «bueno, entonces nos vamos? yo estoy un tanto agotada luego de esto, quiero descansar.»
saturnino dice con acento milanés, «sí, necesitas descansar, la noche ha sido intensa»
Dices con acento mexicano, «vastante.»
saturnino dice con acento milanés, «podrás dormir?»
Dices con acento mexicano, «no lo sé, espero que si.»
saturnino dice con acento milanés, «si no puedes dormir escríbeme o llámame, y por lo menos parlamos para que te tranquilices»
Dices con acento mexicano, «vale, muchas gracias, me encanta la idea.»
saturnino dice con acento milanés, «oh, a mí también, bambina»
saturnino sonríe.
Susana le sonríe tiernamente.
saturnino la coge de la mano
Susana camina con saturnino de vuelta a casa.
saturnino la sigue
saturnino se marcha hacia el norte
Comunidad de Madrid; Centro comercial ‘Road Stop’.
Te encuentras con anggi, Sonia, y saturnino.
Comunidad de Madrid; Plaza de España.
Te encuentras con saturnino.
Susana se detiene en frente de la torre.
saturnino mira a la chica y a la torre
saturnino dice con acento milanés, «te acompaño arriba? o me quedo aquí.»
Susana se sobresalta un poco.
saturnino mira a la chica
saturnino dice con acento milanés, «que ocurre, susanita?»
Dices con acento mexicano, «mejor hasta aquí, no quiero que me hagan preguntas desde ahorita.»
Dices con acento mexicano, «creo que ando medio sensible y asustadisa por todo lo que ha pasado, no me hagas caso.»
saturnino dice con acento milanés, «como quieras, no hay problema»
Sonríes.
saturnino sonríe.
saturnino dice con acento milanés, «lo que tú te sientas más cómoda»
Dices con acento mexicano, «vale, muchas gracias.»
saturnino le acaricia la mano
Susana le da un gran abrazo a saturnino.
saturnino devuelve el abrazo fuertemente
Murmuras con acento mexicano, «no te duele?»
saturnino murmura con acento milanés, «un poco, pero por abrazarte merece la pena, no?»
Sonríes.
saturnino sonríe.
Dices con acento mexicano, «bueno si tu lo dices.»
Te partes de risa.
saturnino dice con acento milanés, «oh sí, te lo aseguro»
saturnino se parte de risa.
Dices con acento mexicano, «gracias.»
Sonríes.
saturnino dice con acento milanés, «no hay de qué»
saturnino sonríe.
Dices con acento mexicano, «bueno, entonces nos vemos pronto vale?»
saturnino dice con acento milanés, «así és, cuando quieras.»
Dices con acento mexicano, «gracias.»
saturnino dice con acento milanés, «nada, susanita»
Susana se acerca a él nuevamente y le da un beso en la mejilla.
saturnino devuelve el beso en la megilla
Dices con acento mexicano, «cuídate mucho.»
saturnino dice con acento milanés, «tu también susanita, te quiero»
Dices con acento mexicano, «y yo a ti.»
saturnino sonríe.
Susana se ruboriza.
Sonríes.
saturnino observa a la chica divertido
Susana se ríe.
saturnino mira a la chica reir
Susana se aleja un poco, le hace un adios con la mano y le tira un beso.
saturnino dice con acento milanés, «que risa más bonita tienes»
Dices con acento mexicano, «gracias!»
saturnino le devuelve el beso
saturnino dice con acento milanés, «descansa»
Dices con acento mexicano, «tu también, que te mejores.»
saturnino dice con acento milanés, «igualmente, bambina»
Sonríes.
saturnino sonríe.
Susana camina hacia la torre.
saturnino observa a la chica sin moverse del sitio
Comunidad de Madrid; Torre de Madrid.
Ves un tablón de anuncios, Un portero, y el ascensor de la torre de madrid aquí.
sales del elevador.
primera planta
Ves La casa del mio dani., Un hogar acogedor. de color Azul claro, Departamento de América, El pisito de Charlie, y el ascensor de la torre de madrid aquí.
saturnino chatea: «hola amigos, acavo de subir un vídeo a globaltube, se llama, míralo antes de que lo borren, y sí, tenéis que mirarlo antes de que lo borren.»
saturnino chatea: «ese tipo ha amenazado a dos personas, además, ha increpado a una mujer y la ha tocado sin su permiso.»
Susana saca un espejito pequeño, se mira el cabello, al ver que está más organizado lo guarda en el bolso y camina hacia su casa.
saturnino chatea: «lo tenéis todo en el vídeo, ha estado haciendo uso de su poder, al parecer tiene contactos en Imperium.»
Susana chatea: «si, así como lo oyen todos, y esto es denunciable, por eso está el video ahí, es la mejor prueba.»
saturnino chatea: «y ha amenazado con usar su poder para que repercuta en nuestra reputación.»
saturnino chatea: «considero que este tipo de cosas son inadmisibles»
Susana chatea: «abusa de su poder amenazando a la gente.»
saturnino chatea: «pero bueno, ahí tenéis el vídeo.»
Daniel aparece ante tí. Mundo virtual guardado.
[humor] Daniel: «Hubiera sido un puntazo, que no? XD»
Susana entra y cierra la puerta tras ella.
Susana al entrar se da cuenta que Su hermano y su madre no están en la sala, susana no puede evitar asustarse.
Susana sale corriendo a su habitación, deja el bolso, saca su móvil y sale de la habitación, y se dirije hacia la de su madre.
Susana golpea la puerta suabemente, disimulando los nervios de la mejor manera que sabe.
Lorna abre la puerta.
Lorna dice con acento mexicano, hola hija como estás? ya viniste, todo bien?
Susana intenta sonreír y dice: todo bien mamá, y dylan?
Lorna dice con acento mexicano, si éle stá bien, ya se durmió.
Dices con acento mexicano, «que bueno mamá, bueno yo me voy a descansar.»
Susana se siente más relajada al comprobar que los dos está nbien.
Dices con acento mexicano, «buenas noches, hasta mañana.»
Lorna dice con acento mexicano, buenas noches hija, que descanses, hasta mañana.
Susana se retira y lorna cierra la puerta.
Susana camina hacia su habitación, todabía nerviosa pero menos que antes, se encierra en ella, se recuesta sobre la cama sin destender y sin quitarse la ropa y va reviviendo en su mente todo lo sucedido.
Susana comienza a sollozar sin poder contenerse, piensa y siente que ahora ya no tiene que fingir ante nadie que es la más fuerte, la que no le tiene miedo a nada, y se derrumba.
Susana se tapa la boca con un cogín para hacer que no se escuchen sus sollozos desde afuera por si su madre se presenta en la puerta de la habitación.
media hora después, susana está mejor, al fin ha dejado de llorar, camina hacia el baño, se laba la cara, acontinuación se cambia de ropa, destiende la cama, acontinuación se dirige a la puerta, la abre suabemente y sale de la habitación sin hacer ruido y se dirige hacia la habitación de Dylan.
Susana gira el pomo de la puerta y la abre muy suabemente para que dylan no se despierte.
Al entrar, susana la cierra con mucho cuidado y se sienta en el piso, al lado de la cama donde está su hermano durmiendo plácidamente.
Susana se queda mirándolo fijamente por unos minutos y siente ganas de llorar de nuevo, porque piensa que un niño tan pequeño y tan inocente como es su hermano no merece que le hagan daño, además es una de las personas que más quiere en el mundo.
Susana se tapa la boca para aogar un sollozo.
Susana piensa: no es posible, que debo hacer, por un lado quiero mucho aa saturnino, pero mi hermano es mi adoración.
Susana se seca las lágrimas con la mano y vuelve a mirar a su hermano dormir tan plácidamente y se le encoge el corazón, al pensar que está tan inocente de la vida y de todo lo que está ocurriendo.
Susana se levanta sigilosamente, abre la puerta con cuidado y la cierra tras ella de igual forma, acontinuación se va a su habitación, se encierra en ella, se acuesta en la cama pero siente que no puede dormir y la tristeza la inbade.
10 minutos después sigue dando vueltas y bueltas sinsaber que hacer, y sin poder dormir.
Pasada media hora todabía no puede dormirse entonces decide levantarse, ir a la cocina, prepararse un café y sentarse a la barra.
Minutos después deja la taza en la mesada, se dirige a la habitación y se acuesta de nuevo en su cama, agarra el móvil y abre la galería, desliza el dedo por la pantalla hasta que se detiene en las fotos que se ha hecho con saturnino en el jardín botánico y nuevamente se le llenan los ojos de lágrimas.
Susana empieza a escribir un sms para saturnino.
SMS enviado: «estoy despierta, seguro ya te dormiste pero yo no, me inbade la tristeza, la rabia y la frustración, ahora dejaré el móvil e intentaré dormirme de nuevo, miré las fotos que nos hicimos la otra vez y me siento mal por todo esto, me da bergüenza molestarte a esta hora pero me despido, espero duermas o estés durmiendo bien, nos vemos otro día, aunque no sé si podré dormir preocupada por lo que pasará, te quiero.»
Susana bloquea el móvil y lo deja en la messita, sigue dando vueltas hasta que media hora después se queda dormida.

Al Siguiente día, oficinas de Imperium Corporation

-Daniel: Manoli, un café bien cargado, por favor.
-Manoli: AHora mismo, señor.
Daniel observa como la asistente se aleja lentamente de su despacho. Inspira hondo, y acto seguido vuelve a reproducir un vídeo en el ordenador.
Tras finalizar, suelta el aire lentamente mientras la chica vuelve con su café.
-Daniel: Gracias, puedes retirarte.
La chica se retira asintiendo entre el cúmulo de cubículos, murmullos y sonido de teclas y teléfonos. Daniel vuelve a emitir un hondo suspiro y descuelga un teléfono. Marca un número y espera la contestación tras dos tonos.
-humanes: Al habla humanes.
-daniel: Sabes por lo que te llamo.
-humanes: ¿Lo vas a quemar?
-Daniel: No me queda más alternativa, Humanes. Ese vídeo ha tenido miles de visualizaciones tras ser publicado, ¿Era de esperar, no?
-humanes: Ciertamente. La gente está frita por sangre, señor. Esto es carne fresca y dará de que hablar. Puedo encargarme para que nuestra reputación siga intacta ante los asociados, pero es un asunto muy delicado.
-Daniel: Raposo la ha cagado. No tengo nada más que decir. Esta tarde vas a recibir cuales son las acciones que se van a tomar. Quiero transparencia en este asunto, cualquier opacidad es un disparo en el pie, ¿Entendido?
-Humanes: alto y claro, señor.
-Daniel: Bien. Tenga buen día.
Daniel cuelga el teléfono y da un gran sorvo al café, algo más templado. Vuelve a descolgar y marca.
(Conversación en inglés).
-turin: Si señor.
-daniel: Estamos hasta el cuello con esta cosa, ¿Eh?
-turin: Señor, no se lo imagina. Han contactado conmigo varios diplomáticos y embajadores y quieren saber lo que está pasando. Vamos a necesitar una respuesta rápido si no queremos que los principales inversores comiencen a especular.
-daniel: Ya nos estamos encargando de Raposo, no te preocupes. ¿Puedes hablar con Nerea?
-turin: Claro, escucho.
-Daniel: Dile que se ponga en contacto conmigo. Creo que ella podrá reconducir la situación sin ningún tipo de contratiempo.
-Turin: A la orden.
Daniel cuelga el teléfono y hace una seña a Manoli.
-Daniel: Haz pasar a paco.
Manoli asiente y sale del cubículo. Acto seguido aparece Raposo, ojeroso y algo nervioso. SU rostro alivia las facciones duras que normalmente suele tener.
-Daniel: SIéntate, por favor.
Raposo se sienta frente al CEO, el cual le mira fijamente.
-Daniel: Cuéntame.
-Raposo: Haber, verás…
-Daniel: Necesito que seas breve, hoy precisamente no tengo todo el tiempo del mundo.
-Raposo: No sé ompare, no sé. Se me fue la cabeza.
-Daniel: Se te fue… La cabeza.
Raposo asiente lentamente.
-Daniel: Tenemos un escándalo de agresión sexual e intimidación. Te nemos todo IPP y un montón de mierda encima porque está medio mundo al corriente de esto. Y la mejor versión que me puedes ofrecer de lo que ha pasado, es, que se te fue… ¿La cabeza?
-Raposo: ¿QUé quieres que te diga, dani?
-Daniel: QUé me vas a decir, ¿Paco? ¿Que no te podías controlar? ¿Tan cara es tu puta venganza? Había otras formas de hacerlo y lo sabes, paco. Hay recursos legales, leyes, una corporación mundial que hasta ahora te respaldaba… Joder paco. ¿Cómo lo has podido hechar a perder?
Paco tiene los ojos llorosos, mira hacia todos lados.
-Raposo: QUé va a pasar ahora?
-Daniel: Por lo pronto, quitarnos esta mierda de encima. Supongo que serás consciente que no voy a poder hacer mucho por tí. Vas a perder tu estátus de inmunidad y el acceso al programa Imperium Executive. ¿Eres consciente de eso?
-Raposo: No puedo ir a la cárcel, tío.
-Daniel: Voy a intentar al menos que esto quede en un intento de agresión con sanción económica, paco. Pero no te puedo garantizar nada.
-Raposo: Tío, por favor.
-Daniel: Entrega tus acreditaciones cuando salgas de aquí y devuelve las cosas en un plazo de quince días. Vas a tener mucho tiempo para pensar. Ahora, puedes retirarte.
-Paco: NO tío, no puedes hacer esto.
-Daniel: E dicho que te puedes retirar.
Un agente de IPS se asoma al Cubículo al observar que la tensión está subiendo.
-Agente: Ya has oído al jefe, chaval, vamos, fuera antes que las cosas se pongan más feas.
Paco es escoltado rápidamente fuera del edificio de Imperium Corporation. Al cavo de un rato daniel recibe una llamada.
-Daniel: ¿QUé tienes?
-Nerea: La chica tiene interés en la fotografía. Se ha inscrito al menos a una oferta a través del diario local. Del tipo no sabemos mucho, solo que sus padres murieron en el conflicto armado y vive de aquí a allá. Sobrevive como puede.
-Daniel: Encárgate de ella, sé que podrás hacerlo. Si esa chica se pone en nuestra contra la cosa puede ir a peor.
-Nerea: Puedo hablar con humanes y arreglar esto. Todavía no se han cerrado todas las bacantes en IPP. La pueden probar allí y oye, si es buena, matamos dos pájaros de un tiro. Si no siempre se podrá encargar de tareas administrativas con una formación básica.
-Daniel: Lo dejo en tus manos, se que lo sabrás solventar. Pasa buena tarde.
Daniel cuelga y sigue con su tarde de gestiones y llamadas.