• ¡Conéctate!

    Telnet cyberlife.es 7777

Nueva escena de rol: Evaluando reflejos

Punto de vista: Aletheia

la luz se colaba entre las cortinas abiertas. Franc dormía la siesta con placidez entre los brazos de Aletheia qué, de golpe  abrió los ojos. No gritó ni lloró. Había aprendido a controlarse para no alterar el sueño de su pequeño.
Con cuidado se levantó, apenas había dormido quince minutos, pero a Franc le quedaba todavía un buen rato de siesta.
Aletheia salió de la habitación de Franc, entróen la suya, cogió una muda de ropa y bajó a la cocina. Dejó preparado algo para la merienda del niño y de Marta, a quien pediría estuviese pendiente de su pequeño mientras iba a entrenar.
Aletheia salió de casa y cogió el coche. cinco minutos después abandonaba la finca. Mientras conducía, evocó su paso por algunos sitios en el Manzanares el día anterior.
Aletheia piensa que aún tiene demasiados demonios que exorcisar.
Aletheia detiene el coche a un lado de la entrada a la zona de entrenamientos. apaga el motor.
Aletheia se baja del coche, lo cierra y suspira.
Aletheia se identifica e ingresa a la zona de entrenamientos
Punto de vista jeanpaul
Zona de entrenamiento de Firme Unidad.
Aletheia a llegado.
Zona de entrenamiento de Firme Unidad.
Te encuentras en una zona natural llena de colores, agua pura y aire limpio. Cerca de aquí observas unas estructuras similares a viejas casamatas y trincheras de la guerra cibil, reacondicionadas para que el personal pueda almacenar armamento y hacer fuego, desde las que se divisa toda la sierra de madrid y las cuatro altas torres de la capital. Observas diferentes grupos de soldados practicando multitud de actividades, desde lanzamiento de objetos arrojadizos hasta disparo con armas de fuego a objetivos fijos y móviles, pasando por ejercicios físicos y actividades acuáticas. En una zona algo más apartada se han instalado diferentes tiendas de campaña para poder descansar en caso de un entrenamiento intensivo de larga duración.
Aletheia se adentra en la zona  buscando a Jeanpaul
Aletheia ve a Jeanpaul trabajando en una estructura con varios soldados.
Jeanpaul está dando instrucciones a los soldados
Aletheia se acerca un poco
Jeanpaul mira a aletheia
Aletheia se acerca a jeanpaul
Jeanpaul se voltea y le habla a uno de los soldados
Dices: «¿crees que puedan tenerlo listo para mañana?»
Un soldado asiente
Jeanpaul asiente conforme
Dices: «mañana hablamos».
Un soldado asiente y se cuadra.
Un soldado se marcha a seguir trabajando con el resto, para que las instrucciones de Jeanpaul se cumplan.
Jeanpaul se fija en Aletheia, que mira en detalle la estructura
Aletheia dice con acento catalán, «parece un tanque»
Dices: «qué perspicaz andas hoy, mocosa».
Aletheia alza una ceja
Jeanpaul la mira
Aletheia que le connoce, se cruza de brazos, esperando.
Dices: «¿Has visto a Melany?»
aletheia piensa, que ya entiende qué es lo que lo tiene cabreado.
Aletheia Niega
Aletheia dice con acento catalán, «pero llegó anoche a la finca»
Jeanpaul suspira
Dices: «cámbiate, hoy te espera el muro y algo más»
Aletheia suspira y va hacia la zona de tiendas y entra en la tienda de Jeanpaul para cambiarse
Jeanpaul la sigue
Aletheia sale de la tienda con ropa deportiva y un cronómetro colgado al cuello
Jeanpaul se pone un pantalón corto, pero decide quedarse con el torso desnudo
Jeanpaul se coloca muñequeras y tobilleras con peso
Jeanpaul sale de su tienda y ve a Aletheia
Jeanpaul asiente
Dices: «venga, hoy ahremos algo rápido e intenso, a ver qué tal andan tus reflejos.»
Aletheia asiente
Jeanpaul le coloca muñequeras y tobilleras con peso a Aletheia
Jeanpaul le entrega un cuchillo
Aletheia intenta ajustarse  la funda en el antebrazo pero le incomoda la muñequera.
Aletheia piensa
Aletheia se ajusta la funda en el brazo
Dices: «cagando leches, mocosa.»
Jeanpaul le señala una zona apartada de los soldados
Aletheia comienza a caminar hacia la zona que ha dispuesto Jeanpaul
Dices: «detente»
Aletheia se detiene y se gira
Jeanpaul la mira con detenimiento
Jeanpaul nota que la chica arrastra un poco los pies
Dices: «¿qué estuviste haciendo ayer?»
Aletheia lo mira, fastidiada
Aletheia dice con acento catalán, «troté y nadé en la zona sur  del manzanares. »
Jeanpaul achica los ojos
Aletheia alza la mano y no deja hablar a Jeanpaul
Jeanpaul la observa serio
Aletheia dice con acento catalán, «estaban otros miembros de EPS, Incluyendo a Aras, el representante de S.I. »
Dices: «Sabes que no debes excederte. Ya habías entrenado ayer.»
Aletheia asiente
Aletheia dice con acento catalán, «No me excedí, en realidad quienes estuvieron trabajando mucho más fueron Aras y Arais. Lilu y yo solo nos divertimos un rato.»
Aletheia dice con acento catalán, «yo me dediqué a esperarlos cerca del coche la mayor parte del tiempo. aunque…»
Dices: «bien… veremos eso cómo influye hoy.»
Jeanpaul mira a la chica
dices: «Aunque, qué?»
Aletheia lo mira y suspira profundo.
aletheia dice con acento catalán, «hice un recorrido rápido por algunas zonas que… me hicieron evocar recuerdos…»
Jeanpaul la mira impasible
Jeanpaul se da cuenta del estado de ánimo de la chica y guarda silencio
Dices: «empecemos la rutina »
Aletheia asiente
Ambos realizan algunos estiramientos antes de  empezar con la rutina; procurando no perder la sinccronía, los dos hacen varios movimientos de artes marciales lentos y controlados, trabajando equilibrio y tensión muscular.
Jeanpaul se gira a toda velocidad sin previo aviso, quedando tras Aletheia
Dices: «ahora, ¡corre!»
Aletheia sale disparada, Jeanpaul la sigue
Jeanpaul corre y aprieta el paso, rebasando a la chica.
gritas: «¡Acelera!»
Jeanpaul se adentra en una zona con varios árboles
Aletheia lo sigue, acelerando el ritmo
Jeanpaul voltea
Gritas: «¡Estás lenta!»
Aletheia inspira y procura acelerar
Jeanpaul gira a la derecha
Aletheia se fija y sigue el giro, evitando una de las trampas
Jeanpaul aumenta la velocidad
Aletheia piensa que tiene que haber otra trampa justo cuando una soga le atrapa un tobillo y la eleva de cabeza
Aletheia grita: «¡mierda, mierda!
jeanpaul está a unos metros
Jeanpaul comienza a gritarle
gritas: «¿qué coño estás esperando?».
Aletheia intenta valorar la altura
aletheia se fija que puede rozar el suelo con la punta de los dedos.
Aletheia se mueve intentando balancearse; coge el cuchillo y contrae el abdomen, eleva el torso, agarra la soga con una mano  y corta la misma de un solo movimiento
Aletheia cae y gira sobre sí misma.
Aletheia se pone de pie, jadeando. 
Gritas: «¡Vamos, has perdido mucho tiempo!»
Aletheia lo mira achicando los ojos
Jeanpaul la guía hacia una zona donde hay una serie de obsstáculos de todo tipo y diferentes alturas.
Aletheia inspira y acelera el paso. brinca varios troncos
gritas: «venga, muévete!»
Jeanpaul va saltando los mismos obstáculos que la chica
Aletheia intenta seguirle el paso al hombre y comienza a resollar
Jeanpaul salta varias rocas
a menos de medio metro hay una especie de alfombra de vidrios y clavos, el hombre salta sin problemas.
Aletheia va siguiendo a Jeanpaul, salta las rocas y coge impulso cuando se fija en los vidrios y clavos.
Aletheia comienza a jadear por el esfuerzo y baja la velocidad
gritas: «vamos, mocosa! Mueve ese culo aquí, ahora!»
Jeanpaul llega hasta el muro y comienza a escalar
Aletheia llega exhausta al muro y comienza el ascenso luego de atarse el arnés de seguridad.
Dices: «lenta, eres demasiado lenta»
Jeanpaul mira hacia abajo
Aletheia alza la mirada, respira profundo y aprieta el ascenso.
Jeanpaul baja del otro lado usando una soga
Aletheia llega a lo más alto, suelta el arnés de seguridad  y sigue al hombre. las manos se le escuecen por la fricción con la soga
Aletheia cae y se dobla un poco por unos segundos
Dices: «venga, muévete, mocosa. »
Aletheia sigue a jeanpaul
Jeanpaul la guía hacia la zona de deportes acuáticos
Aletheia intenta mantener el paso del hombre
Aletheia llega a la orilla del riachuelo y comienza a cruzar al otro lado, saltando entre las rocas
Jeanpaul presiona a la chica
gritas: «Estás demasiado lenta!»
un poco más allá de la mitad, aletheia casi pierde el equilibrio. Tensa todo el cuerpo para no caer al agua.
A Aletheia le tiemblan las piernas  cada vez que se apoya en una piedra
Jeanpaul observa los avances de la chica
Aletheia llega por fin al otro lado. Siente agujetas en todos los músculos.
Jeanpaul le lanza un cuchillo
Aletheia se agacha por instinto y esquiva el cuchillo, que le hace un pequeño corte en el brazo izquierdo antes de clavarse en un árbol
Aletheia murmura con acento catalán, «hijo de puta.»
Jeanpaul mira a  la chica
Dices: «te estás tardando, mocosa »
Aletheia se mueve a toda la velocidad que puede y golpea a jeanpaul obligándolo a dar un paso atrás.
Jeanpaul se gira y la barre con una pierna
Aletheia cae de culo, gira sobre su cuerpo y se levanta jadeando
Dices: «¡vamos, esfuérzate, coño!»
Aletheia lo mira, resollando
Aletheia se acerca y le golpea en el plexo solar con fuerza
Jeanpaul se dobla un instante, pero le coge de la muñeca con firmeza
Aletheia hace un giro para intentar zafarse, pero Jeanpaul la inmoviliza llevándole el brazo hacia atrás
Dices: «eres gata muerta.»
Jeanpaul usa su mano libre para coger a Aletheia por la garganta
aletheia usa su mano libre para coger a Jeanpaul por los huevos
Aletheia se revuelve intentando zafarse pero Jeanpaul la tiene cogida ahora con fuerza
Dices: «Venga, es todo por hoy. quédate quieta o te saldrán unos moretones más grandes»
Aletheia le aprieta los huevos
Jeanpaul la suelta
Jeanpaul se dobla  dolorido un momento. Luego se deja caer al suelo.
Aletheia se gira y se deja caer, extenuada.
Jeanpaul se queda un rato con la mano entre las piernas mientras el dolor cede
Jeanpaul la mira excrutándola
Aletheia se fija en el cronómetro que lleva al cuello
Dices: «supongo que ahora te quedará más claro por qué te digo que obedezcas y no te excedas, ¿no?»
Aletheia asiente sin poder hablar.
Jeanpaul se recupera y se pone en pie
Jeanpaul le tiende la mano
Aletheia se coge de su mano y la usa para impulsarse
Jeanpaul asiente al ver que la chica ha mejorado su tonicidad muscular.
Jeanpaul le quita las muñequeras y las tobilleras. Se quita las suyas también.
Aletheia y Jeanpaul hacen una rutina de estiramientos antes de regresar a la zona de tiendas
luego de estirar, meditan durante 10 minutos
Ambos se ponen de pie y se dirigen a la tienda de Jeanpaul
Aletheia coge su ropa mientras Jeanpaul le explica hacia donde están las duchas y los baños
Aletheia sale de la tienda
Jeanpaul sigue a la chica
Luego de haber tomado una ducha, los dos se encuentran en la tienda de Jeanpaul
Jeanpaul sube la  manga de la blusa de aletheia y examina el corte.
Dices: «No está mal, pero la próxima vez muévete más rápido»
Aletheia le tuerce los ojos
Jeanpaul se carcajea
Jeanpaul la mira serio
Dices: «Qué te tuvo tan desconcentrada?»
Dices: «cometiste varios errores, lo sabes»
Jeanpaul le hace señas para que se siente con él en el camastro
Aletheia asiente un poco frustrada
Aletheia le cuenta la pesadilla que tuvo durante la siesta
Dices: «No habían desaparecido las pesadillas con Ives?»
Aletheia dice con acento catalán, «en realidad, no del todo»
Aletheia dice con acento catalán, «solo se habían hecho menos frecuentes, pero las sigo teniendo y algunas son… intensas»
Jeanpaul asiente, comprensivo
Aletheia dice con acento catalán, «el Manzanares me trae demasiados recuerdos de él»
Dices: «lo que me parece es que llevas demasiados demonios dentro»
Dices: «Es indispensable que los exorcises y que te liberes»
Aletheia murmura con acento catalán, «lo sé»
dices: «Pues es hora de que además de saberlo, lo materialices»
Aletheia lo mira y asiente
Aletheia suspira
Aletheia dice con acento catalán, «Es solo que a veces siento que la realidad me aplasta»
Aletheia dice con acento catalán, «estoy llena de incertidumbres, es complicado tirar sola»
Dices: «pero no estás sola, pequeña. Está la gente de tu equipo; incluso estoy yo, siempre que me necesites»
Aletheia niega con tristeza
Aletheia dice con acento catalán, «EPS ha evolucionado y ya no es lo que solía ser; los integrantes que quedan tampoco. al menos esa es la percepción que tengo»
Dices: «todo en la vida cambia, lo sabes»
Aletheia dice  con acento catalán, «sí, lo sé»
Aletheia guarda silencio
Jeanpaul la mira
dices: «cuando quieras decirme todo lo que en realidad pasa por esa mente y ese corazón, acá estaré»
Aletheia dice con acento catalán, » Jean…»
dices: «No pasa nada. A estas alturas puedo reconocer cuando no estás lista para sacarlo todo y no, no estoy pensando que no confíes en mí»
Aletheia suspira
Aletheia murmura con acento catalán, «gracias…»
Jeanpaul le pasa un brazo sobre los hombros, protector.
Aletheia se separa y se le queda mirando
Aletheia dice con acento catalán, «y tú, qué?»
Jeanpaul la mira
dices: «tú a lo tuyo, mocosa. Deja el papel de celestina, ¿eh?»
Aletheia hace que se enfurruña
Jeanpaul se carcajea
Aletheia se pone seria
Aletheia dice con acento catalán, «no han hablado, no?»
Jeanpaul niega
dices: «No tengo prisa alguna con ella»
Jeanpaul se abstrae pensando en Melany
Aletheia lo ve absorto, perdido en algún otro lugar
Aletheia dice con acento catalán, «la luna hablando a Houston
Jeanpaul sale de su ensimismamiento y sonríe.
»
Aletheia dice con acento catalán, «me marcho. No quiero dejar al peque tanto tiempo al cuidado de los soldados; llevan ya demasiado trabajo con todo lo que ocurre»
Jeanpaul asiente
Aletheia se pone en pie y le da un beso en la mejilla a Jeanpaul.
Jeanpaul la abraza con ternura y le devuelve el beso, en la frente.
murmuras: «anda a cuidar a tu cachorro»
Aletheia asiente y sonríe
Aletheia ya casi sale de la tienda cuando Jeanpaul le pregunta
Dices: «oye, ¿has visto a Mel llevando zapatos altos?»
Aletheia lo mira, sorprendida
Aletheia dice con acento catalán, «no me vas a salir ahora con que tienes un fetiche con eso, ¿no?»
dices: «Eso no es un fetiche, aunque no negaré que debe verse…»
Aletheia niega y se ríe
Aletheia dice con acento catalán, «estás peor que un cencerro»
Jeanpaul se encoje de hombros
Dices: «soy hombre, qué esperabas?»
Aletheia se gira y se devuelve para darle un abrazo
Aletheia murmura con acento catalán, «intentaré averiguar lo de los zapatos, pero no compres nada hasta que te tenga una respuesta»
Jeanpaul piensa que es un poco tarde para eso recordando la llamada del día anterior
Dices: «vale»
Aletheia lo besa y se marcha.
Jeanpaul ve marcharse a la chica.
Jeanpaul se tumba en el camastro
Jeanpaul cierra los ojos y comienza a regodearse imaginando el rostro de melany con la próxima sorpresa que le tiene

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.