• ¡Conéctate!

    Telnet cyberlife.es 7777

Nueva escena de rol: Purga en la alta intensidad

Punto de vista. Aletheia

Comunidad de Madrid; Plaza central de la base militar de S.Y.
Ves un furgón militar médico, un helicóptero ka-58 alligator, un coche blindado, un coche deportivo de color verde, bombardero tupolev TU-2, Un helicóptero apache ah-184, mitsumitsi montero, rinault migane, y un coche deportivo de color negro aquí.
Te encuentras con Arais, lilu, nadia, y Etién.
Aletheia sale corriendo uniformada
nadia está dentro de la pista junto a la puerta cerrada
Aletheia corre a la pista 4
nadia ve a aletheia
Aletheia llega y la puerta está cerrada
Aletheia jadea
nadia mira a aletheia fijamente
Aletheia se controla y se para firme
nadia dice: «aquí está la sorda»
nadia mira el reloj
nadia dice: «4 minutos más tarde»
nadia abre la puerta
nadia dice: «entra»
Aletheia entra
nadia cierra con un sonoro golpe
Aletheia procura controlar la respiración
nadia camina mirando a Aletheia
nadia coge a Aletheia del brazo y la pone delante de los soldados formados
Aletheia se deja llevar
nadia la suelta
nadia dice: «qué te ha pasado, sordita?»
Dices con acento catalán, «He llegado tarde y no tengo excusa para ello, señora »
nadia dice: «vete al final de la formación»
nadia dice: «la próxima vez»
Dices con acento catalán, «sí, señora »
Aletheia obedece
nadia dice: «Vas a saber que es la puntualidad»
Aletheia toma posición donde le indicaron
nadia suspira cabreada
nadia grita: «El entrenamiento de ayer »
nadia grita: «fue una auténtica basura»
nadia grita: «sois cada uno de vosotros»
nadia grita: «la vergüenza de esta base»
nadia camina entre los soldados mirándolos a la cara
nadia os mira una a una a los ojos
nadia grita: «hoy»
nadia grita: «vais a bajar al infierno y luego vais a subir para contarme »
nadia grita: «qué habeis visto »
nadia grita: «de momento veo esos uniformes demasiado limpios»
nadia se rrretira unos metros
nadia grita: «y vosotros teneis que estar como lo que sois»
nadia grita: «unos cerdos y unas cerdas»
nadia grita: «ya sabeis que teneis que hacer»
Algunos soldados salen corriendo hacia el fondo de la pista
Arais echa a correr
lilu corre al circuito
Aletheia sale corriendo tras los soldados
Aletheia aprieta el paso
Arais comienza uno de los circuitos
Aletheia comienza el circuito
Arais corre entre los obstáculos, tirándose al suelo cuando toca
Aletheia va enfrentando cada obstáculo
lilu hace el circuito controlando la respiración
Arais sigue corriendo y arrastrándose
Aletheia comienza a enlodarse
Algunos soldados regresan llenos de barro
Aletheia aprieta el paso para terminar el circuito y regresar
lilu sale llena de barro
Aletheia regresa corriendo llena de barro
Arais regresa llena de barro hasta las cejas
nadia os mira y asiente
Aletheia tiene barro hasta en la boca, escupe discreta
nadia camina hacia una caja y saca tobilleras
nadia camina dándole a cada persona un par
Arais se las coloca
Aletheia coge sus tobilleras y las pone
lilu se agacha y se las pone
nadia señala la barra que está en orizontal a 4 metros de altura a lo ancho de la pista
nadia dice: «8 metros de longitud»
Aletheia se fija en la barra
nadia dice: «y vamos a darle la oportunidad a la sorda»
nadia dice: «de empezar»
nadia mira a aletheia
Aletheia se dirige a la barra
nadia dice: «a la plataforma de la izquierda»
Aletheia obedece
nadia camina hacia aletheia
nadia grita: «Sorda, tú sabes lo que son las dominadas?»
Dices con acento catalán, «si, señora »
nadia grita: «sube las plataformas hasta situarte bajo el inicio de la barra y no te agarres a ella hasta que no te lo diga»
Aletheia obedece a Nadia
nadia grita: «sorda, escúchame»
nadia grita: «ya sé que te quieres hacer la valiente conmigo»
Etién ve a la mujer, reconociéndola
nadia grita: «pero respóndeme algo»
nadia grita: «cuanto mides?»
escuchas unas explosiones en la lejanía.
Dices con acento catalán, «1, 65 señora »
nadia grita: «pues tengo que felicitarte, nunca he visto una mierda tan alta como tú»
nadia grita: «ahora abre las orejas antes de que te las abra yo »
nadia grita: «quiero que me obedezcas y procura no caer en el ejercicio»
nadia grita: «porque ya no será los huesos que te partas de la caída, eso será lo mejor que te va a pasar»
nadia grita: «lo peor va a ser lo que te haré yo »
nadia grita: «salta y agárrate a la puta barra»
Aletheia obedece, salta y se agarra
nadia grita: «empieza a avanzar muy lentamente»
Aletheia obedece y sube el cuerpo muy lentamente
nadia grita: «10 dominadas»
nadia grita: «y la negativa que sea lenta»
nadia mira al resto de soldados
Aletheia obedece al pie de la letra a la mujer
nadia grita: «flexiones»
nadia mira a aletheia
Arais se lanza al suelo
lilu se lanza al suelo y comienza
Arais comienza las flexiones
nadia grita: «sigue avanzando»
Aletheia obedece tal como le indican
nadia grita: «20 dominadas»
Arais sigue con las flexiones
nadia grita: «y hasta arriba»
Aletheia va controlando la respiración y obedece a nadia
Arais sigue con las flexiones
nadia grita: «te vas a quedar ahí hasta que las manos se te resvalen por el sudor y te abras la cabeza en canal contra el suelo»
nadia grita: «jiménez!»
lilu dice con acento Jienense, «sí, señora
Aletheia siente que el brazo le duele, pero sabe que es mejor no ofuscar a la mujer
nadia grita: «aquí ya»
Aletheia suda copiosamente
Arais sigue con las flexiones
lilu se levanta y se acerca a ella
nadia grita: «coge piedras y apedrea a la sorda »
nadia mira a aletheia
nadia grita: «avanza»
Aletheia siente que las manos le sudan y le queman
Aletheia se concentra
nadia mira a lilu
nadia grita: «eres sorda tú también?»
lilu busca piedras
nadia grita: «coge piedras del suelo y dale pedradas a tu compañera»
Arais susurra entre dientes
nadia grita: «y como no le des vamos a hablar seriamente»
Aletheia inspira y exhala, siente el dolor en los brazos y las muñecas
lilu le lanza una a la rodilla izquierda
nadia mira a aletheia
Arais sigue haciendo las flexiones
nadia grita: «avanza hija de puta, avanza»
Aletheia ciera los ojos y sigue, acusa el dolor pero no abre la boca
lilu le lanza otra al tobillo derecho
Aletheia aprieta los dientes y sigue
nadia grita: «jiménez, más arriba »
nadia grita: «o prefieres que te haga una demostración yo»
lilu le lanza otra a la cadera izquierda
nadia grita: «10 dominadas»
Aletheia se muerde el labio pero sigue
lilu le lanza una al estómago
Aletheia exhala el aire y casi se suelta pero aprieta y se sostiene
nadia camina observando a los soldados y a aletheia
Aletheia avanza
nadia grita: «oye sorda»
Arais sigue con las flexiones
nadia grita: «te he dicho yo que avances?»
Aletheia se detiene
nadia grita: «retrocede »
Aletheia obedece
nadia grita: «tienes cara de listilla»
nadia grita: «pero tú a mi no me vas a tomar el pelo, has escuchado, sorda?»
lilu le lanza la última que le queda al codo
Aletheia respira
nadia grita: «Jiménez, sigue»
nadia mira el reloj
lilu busca más piedras
Aletheia se muerde con fuerza el labio
Etién sacude la cabeza
nadia grita: «avanza sorda»
nadia grita: «que me estás dando pena»
Aletheia respira y obedece
lilu le lanza una a la rodilla izquierda
nadia coge una piedra
Aletheia aprieta los dientes y cierra los ojos
nadia se la lanza con fuerza al hombro de lilu
Arais continúa haciendo flexiones
nadia grita: «te enteras?»
Etién murmura con acento canadiense, «cabrona »
nadia grita: «como le vuelvas a lanzar otra más abajo…»
lilu le lanza por debajo de las costillas
nadia mira a aletheia
nadia grita: «avanza hacia la plataforma»
Aletheia exhala el aire y se resbala un poco, pero no se suelta
Aletheia obedece a nadia
nadia grita: «y baja de una vez»
nadia mira a lilu
lilu mira a la mujer esperando órdenes
Aletheia se deja caer y casi cae de rodillas
nadia grita: «jiménez, a la plataforma »
lilu sube
Aletheia respira y se incorpora
Arais sigue con las flexiones
nadia camina hacia un carro y coge dos lastres de 5 kilos cada uno
Aletheia evita jadear
nadia se acerca a las plataformas y lanza los lastres haciendo que caigan a los pies de lilu
nadia grita: «póntelos en las tobilleras»
nadia mira a aletheia
lilu se agacha y los engancha
nadia grita: «al puto suelo, cerda»
nadia grita: «flexiones»
nadia mira a lilu
Aletheia obedece y comienza a hacer flexiones
nadia grita: «jiménez, arriba»
lilu se cuelga de la barra quemándose las manos
Etién observa a lilu
nadia grita: «flexión de rodillas hacia el pecho, 15 repeticiones »
nadia grita: «inicia»
nadia camina hacia arais sin dejar de ver a Lilu
lilu comienza con las repeticiones tirando de los lastres
Arais sigue haciendo flexiones
nadia grita: «arais eso son flexiones?»
Arais dice con acento hebreo, «sí, señora »
nadia grita: «eso es una mierda»
nadia grita: «espalda mas recta»
Arais coloca la espalda más recta si es posible
lilu controla la respiración con cada repetición
nadia grita: «y baja hasta besar el puto suelo»
Arais baja tocando con la cara el suelo
nadia se aleja mirando a lilu
nadia grita: «avanza, jiménez»
Arais sigue haciendo flexiones
lilu se mueve hacia el lateral
Arais se amorra al suelo cada vez
nadia grita: «30 dominadas»
nadia grita: «levantando la cabeza sobre la barra»
Aletheia se esfuerza en no perder la postura y enfoca su atención en el ruido ambiente y no en el dolor
lilu comienza moviendo los dedos levemente por la quemazón
Arais sigue con las flexiones sintiendo los brazos arder
nadia grita: «vosotros aún no sabeis que coño es trabajar»
Aletheia siente un ardor intenso en las manos y los músculos de los brazos
nadia grita: «pero hoy vais a saberlo»
lilu cierra los ojos concentrada
nadia grita: «siente el puto ejercicio, jiménez!»
lilu finaliza
nadia grita: «30 flexiones de rodilla hacia el pecho»
Arais ve al soldado de su lado que hiperventila y trata de animarlo en voz muy baja
lilu sigue con su ejercicio con los ojos cerrados
nadia mira a aletheia
Arais sigue con sus flexiones
nadia grita: «tú tampoco sabes que es una flexión?»
Aletheia respira
nadia grita: «besa el puto suelo, ostras!»
Aletheia comienza a descender besando el piso en cada flexión
Arais sigue amorrándose al suelo
nadia mira a lilu
nadia grita: «avanza jiménez»
lilu avanza hacia el lateral
nadia grita: «para ahí»
lilu se detiene
Arais continúa perdiendo por un momento el ritmo de la respiración
nadia grita: «suéltate de la mano izquierda »
nadia grita: «y mantén el cuerpo con la derecha»
Etién no pierde de vista a lilu
lilu suelta el brazo bloqueando el músculo del otro
Aletheia siente que le arden los ojos con el sudor que le cae a goterones
nadia grita: «5 medias dominadas»
A lilu le tiemblan las cejas con cada subida
Aletheia se concentra en no perder el ritmo
Arais sigue con el ritmo de la respiración recuperado
nadia grita: «luego te voy a soltar a unos cuantos ejecutores a ver si consiguen quitarme la mierda de la formación »
nadia grita: «lo estás haciendo fatal»
Etién aprieta los dientes y mete las manos en los bolsillos
nadia grita: «vuelve a coger la barra con las dos manos»
lilu abre los ojos y mira a Etién concentrándose en él
lilu se agarra
nadia sigue la mirada de lilu
nadia ve a etién
Etién permanece impasible, inmóvil
nadia mira a lilu
nadia grita: «avanza»
lilu avanza un poco más
Arais sigue con las flexiones
Aletheia sigue con las flexiones
nadia grita: «quieta!»
lilu se para
nadia grita: «trabaja los bíceps ascendiendo »
nadia grita: «20 repeticiones»
Arais siente que le van a estallar los músculos de los brazos
lilu abre más los brazos y sube
nadia camina entre los soldados pateando a algunos para que aceleren mientras mira a lilu
los soldados aceleran el ritmo de las flexiones
Aletheia cierra los ojos y sigue besando el suelo
Arais continúa intentando no perder el ritmo
lilu suelta el aire despacio con cada subida
Aletheia se fija en el soldado de al lado y acelera el ritmo
nadia grita: «jiménez cuando finalices puedes avanzar»
lilu avanza
nadia grita: «demasiado rápido, jiménez, al inicio de la barra.»
un soldado mira de reojo a nadia y se detiene por un momento
lilu vuelve colgada
nadia grita: «baja a la plataforma y descansa 5 segundos»
nadia camina hacia el soldado
Arais sigue con las flexiones
nadia grita: «qué te pasa a tí?»
lilu salta de la varra
nadia patea al soldado
lilu se sopla en las manos
Aletheia sigue con las flexiones. aprieta los dientes
nadia grita: «sigue haciendo flexiones que no te he dicho que puedes parar»
el soldado continúa
nadia camina hacia la plataforma de inicio
nadia mira al resto de soldados
nadia grita: «arriba todos»
Arais se levanta
nadia grita: «jiménez, inicia ejercicio»
Aletheia bota el aire y se pone de pie
lilu vuelve a colgarse
nadia grita: «avanza hacia la mitad de la barra»
lilu avanza quemándose
Arais intenta regularizar la respiración
A Aletheia las manos le escuecen muchísimo
Los soldados se levantan mirándose y murmurando
nadia grita: «40 dominadas, jiménez!»
nadia grita: «a ver si consigo que te caigas desde ahí»
Etién sigue mirando fijamente a lilu sin mover una pestaña
Aletheia respira intentando controlarse
lilu realiza el ejercicio con los dientes apretados
nadia grita: «demasiada rápida la negativa, al inicio»
Arais procura aprovechar al máximo el momento de descanso
lilu vuelve
Un soldado camina hasta una sombra
nadia grita: «avanza hasta el mismo punto, 60 dominadas»
lilu vuelve a la posición anterior y realiza el ejercicio bajando mas despacio
nadia grita: «duele?»
nadia coge varias piedras
lilu dice con boz jadeante, si señora
nadia lanza algunas piedras al estómago de lilu
nadia grita: «pues más tiene que doler»
Etién inspira con cada pedrada
nadia desenfunda el arma
lilu expulsa el aire y se agarra mas fuerte siguiendo con las repeticiones
nadia quita el seguro y dispara al aire
nadia grita: «vamos, 60!»
lilu sigue
nadia grita: «procura bajar así de despacio porque te hago repetir todo»
nadia mira a los soldados
nadia grita: «circuito »
Arais echa a correr
Aletheia sale disparada al circuito
Arais inicia el circuito
nadia grita: «el último que llegue después de hacer 10 vueltas tiene premio»
los soldados corren compitiendo entre ellos
Aletheia va enfrentando cada obstáculo del circuito
Arais sigue a su ritmo sin perder el objetivo de terminar las vueltas íntegramente
los soldados corren a toda velocidad superando los obstáculos
lilu termina su ejercicio
nadia mira a lilu
nadia grita: «avanza»
Arais sigue corriendo controlando la respiración
Aletheia se concentra en elritmo de la respiración
lilu avanza un poco más
Arais va superrando los obstáculos y arrastrándose cuando toca
nadia grita: «llega hasta la plataforma»
lilu llega y la mira interrogante
nadia grita: «fabuloso, jiménez.»
Aletheia culmina la primera vuelta y vuelve a empezar el circuito
Arais sigue corriendo
algunos soldados corren en las primeras posiciones
lilu la mira incrédula
nadia grita: «abajo, jiménez»
Arais se fija en el soldado que va el último y pasa junto a él
nadia grita: «abajo, jiménez!»
Aletheia mantiene el ritmo al correr dejando que otros soldados le rebasen
Arais sigue adelante junto al soldado
lilu baja procurando no caerse con los lastres
Aletheia se arrastra y se incorpora, salta y sigue, cuando toca
nadia se fija en la carrera de obstáculos
nadia se fija en los soldados
Arais salta los troncos
nadia mira a lilu
Aletheia corre detrás de algunos soldados
Arais sigue corriendo
nadia grita: «quítese los lastres»
lilu se los quita y los sostiene en las manos rojas
nadia grita: «déjelos en la plataforma de inicio »
nadia mira a los soldados y grita: última vuelta!
Arais echa cuerpo a tierra y se arrastra, luego vuelve aponerse de pie y sigue corriendo
lilu camina y sube un poco dejándolos. Vuelve
los soldados aceleran el paso superando los obstáculos
Aletheia sigue tras los soldados
lilu la mira
los primeros soldados llegan formando en una fila
Arais se queda inevitablemente atrás por mucho que corre
nadia mira a arais
nadia grita: «jiménez, una compañera necesita ayuda»
Aletheia corre y llega formándose
Arais sigue corriendo
lilu corre hacia Arais y le ayuda a salir mas rápido adelantando a unos soldados
Aletheia siente que los pulmones le queman pero no jadea
Arais sigue a lilu
Arais llega a la fila y se detiene
Arais intenta no jadear
nadia grita: «Sorda, venga»
Arais inspira hondo y suelta el aire despacio
Aletheia obedece
nadia camina hacia unas plantchas de hierro con un producto aceitoso en la superficie
Aletheia observa las planchas
nadia grita: «70? 75 grados de temperatura»
nadia coge la mano de aletheia
lilu se mira las manos
Aletheia tiene las manos sangrantes llenas de ampollas
nadia la acerca cerca de la superficie sin llegar a rozarla
Arais consigue regularizar la respiración
Aletheia intenta retirar la mano, el calor le quema
nadia deja que la retire
nadia grita: «bien»
nadia grita: «pues a pesar de que no te lo mereces»
nadia pega un pisotón en las botas de aletheia
Aletheia aprieta los dientes
nadia grita: «tienes botas»
Aletheia inspira
nadia grita: «pues ahora vas a pasar sobre las 6 planchas recorriendo los 25 metros »
nadia grita: «como caigas…»
Dices con acento catalán, «sí, señora»
nadia grita: «la cara de cerda que tienes va a mejorar»
nadia grita: «puede elegir a un compañero para que sufra con usted»
nadia se separa de Aletheia esperando su respuesta
Aletheia se debate
Dices con acento catalán, «No, señora, lo haré sola »
nadia suspira
nadia grita: «lárgate de la pista»
lilu suspira
nadia grita: «fuera de la pista»
nadia grita: «entiendes?»
Aletheia se marcha
nadia grita: «a mis entrenamientos no vuelvas más»
Etién ve salir a la mujer
nadia grita: «jiménez, arais, formen!»
nadia señala el inicio de las planchas
Arais se acerca a las planchas y forma
lilu se pone a su lado
Arais se mentaliza
lilu mira a Arais
Arais comienza a respirar despacio poniéndo en práctica el entreno contra interogatorios
nadia camina hacia arais y coge su antebrazo
nadia acerca la mano de arais a unos centímetros de la superficie
Arais la retira
Arais mira a nadia
Arais dice con acento hebreo, «señora, tengo órdenes de preservar mis manos»
nadia camina a lo largo de las plataformas por la parte exterior
nadia grita: «pues no te caigas»
Arais sube a la plancha
Arais afianza los pies
nadia grita: «jiménez, junto a su compañera»
nadia grita: «avancen »
lilu sube a su lado
Arais toca la mano de lilu
nadia se detiene al final del recorrido
Arais avanza un paso muy despacio notando el intenso calor en los pies
Arais adelantta el otro pie muy lentamente
lilu da un paso mas largo pero la espera
Arais avanza hasta la altura de lilu pero el otro pie le resbala
nadia grita: «con suerte os abrasais la cara y las manos»
Arais se apoya un poco en lilu
Arais avanza otro poco
lilu se afianza abriendo un poco el brazo para estabilizarse
Arais nota los pies arder
lilu avanza un pie patinando un poco
Arais sujeta ligeramente a lilu
Arais sigue adelante equilibrándose
nadia le grita a otros soldados para que hagan flexiones y señala a otro para que inicie los ejerccicios en la barra
lilu suspira
los soldados inician los ejercicios entre murmullos
lilu susurra, sigue
Arais continúa adelante equilibrándose con el brazo del exterior
lilu da otro paso
Arais avanza otro poco
nadia le grita a un soldado
Arais resbala al dar el siguiente paso y casi cae
el soldado suspira y sigue con el ejercicio
lilu mira a un punto fijo para no perder el equilibrio
Arais a duras penas se mantiene hasta que logra equilibrarse
Arais nota que las suelas se deshacen
Arais aprovecha la pasta que se crea para afianzarse más
lilu suspira notando el intenso calor en los pies
Arais avanza un poco más rápido
nadia mira a arais y lilu
nadia desenfunda el arma
Arais murmura con acento hebreo, «vamos, tienes un oco de agarre »
lilu da los pasos algo mas largos
Arais avanza un poco más
nadia camina quitando el seguro
Arais mira a nadia sin dejar de avanzar
lilu susurra, vamos
Arais nota que ppronto tocará la plancha con los calcetines
Arais acelera todo lo posible
nadia dispara entre los brazos de un soldado que hacía flexiones
Arais resbala pero sigue adelante
lilu avanza
nadia grita: «acelera joder!»
nadia mira al soldado cabreada
el soldado respira profundamente y sigue con las flexiones
Arais llega al final casi con las suelas desechas
nadia apunta a arais
lilu da la última zancada y sale
Arais baja
nadia mira a arais y lilu
Arais nota los pies casi en el suelo
nadia grita: «busquen otras putas botas y vuelvan aquí en menos de 1 minuto»
Arais echa correr
lilu corre tras ella
Arais sale de la pista y va al vestuario
nadia dispara cerca de algunos soldados
lilu la sigue
nadia grita: «moveos!»
Arais coge otras botas y se las pone abrochándolas
Arais murmura con acento hebreo, «mierda»
Arais murmura con acento hebreo, «en fin »
lilu murmura con acento Jienense, «corre »
Arais corre a la pista
lilu corre tras ella
Los soldados van superando la barra orizontal
Aletheia entra en los vestuarios, se ducha y se viste. vuelve a salir con el móvil en un bolsillo
Arais entra y se pone en la fila
lilu se coloca a su lado
un soldado cae al suelo agotado
lilu se abrocha las botas rápidamente
nadia camina hacia el soldado
lilu suspira
Arais mira al chico
nadia coge al hombre del pelo y levanta su cabeza
El soldado inicia de nuevo las flexiones
nadia dice: «no, ya no»
nadia pisa las manos del soldado haciendo que vuelva a caer al suelo de cara
Arais se muerde los labios
Etién se acerca un poco a la mujer
nadia dice: «a descansar te vas a tu puta casa»
nadia grita: «fuera de aquí»
nadia grita: «a mis entrenos no vuelvas más»
El soldado se levanta y se cuadra antes de marcharse
El soldado sale de la pista cerrando la puerta mirándose las manos y se marcha hacia los vestuarios
nadia señala a unos soldados y luego señala las planchas
Los soldados corren hacia las planchas
nadia mira a los soldados
nadia grita: «inicien!»
los soldados caminan sobre las planchas ayudándose uno a otro
nadia mira a lilu
nadia grita: «jiménez! »
nadia grita: «flexiones»
lilu se tira al suelo y comienza
nadia grita: «Arais, busque un compañero para que se encargue de que jiménez no pueda hacer las flexiones»
Arais mira alrededor y señala a un soldado bastante recio
nadia camina observando a los soldados que van haciendo las dominadas en la barra
el soldado se acerca a lilu y le planta la bota en la espalda cada vez que lilu intenta subir
lilu intenta subir con esfuerzo notable
Uno de los soldados resbala y apoya la mano en la parte superior de la bota de su compañero.
el soldado sigue dificultando las flexiones de lilu
nadia grita: «vamos, ostras!»
Etién le murmura algo a aletheia
Etién murmura con acento canadiense, «no curas tus manos?»
el otro compañero ayuda a que el otro soldado vuelva a incorporarse para seguir el camino
Aletheia se mira las manos
Aletheia suspira
Etién murmura con acento canadiense, «quieres que acompaño?»
Murmuras con acento catalán, «debería, sí »
Aletheia mira al joven.
lilu sigue intentando sus flexiones subiendo alguna que otra vez
nadia camina observando los ejercicios
Dices con acento catalán, «gracias »
Etién murmura con acento canadiense, «gracias es sí?»
nadia mira a un soldado en la barra
Murmuras con acento catalán, «sí, perdona. Olvido que te cuesta el español »
Aletheia esboza una sonrisa triste
nadia grita: «avance hasta la plataforma y largo de la pista»
Etién coge el codo de aletheia con suavidad y la acompaña dentro
Aletheia se deja guiar
Etién murmura con acento canadiense, «espero si quieres »
Aletheia lo mira y asiente
nadia grita: «si crees que no llevo la cuenta de las repeticiones lo llevas claro, hijo de puta»
Etién murmura con acento canadiense, «okey»
Aletheia entra en el hospital
el soldado avanza hasta la plataforma y salta hasta ella
el soldado baja hasta el suelo
el soldado sigue apoyando la bota en la espalda de lilu
nadia grita: «fuera de aquí, no vuelvas a mis entrenamientos»
lilu empieza a ponerse colorada
el soldado asiente y se cuadra delante de Nadia y se marcha
En el hospital atienden a aletheia y le curan las manos
nadia camina observando los diferentes ejercicios
lilu sigue con las flexiones
nadia grita: «vosotros os creeis que a mí me vais a engañar »
nadia grita: «no valorais los entrenamientos y vais de listos»
unos minutos después…
Aletheia sale del hospital y ve a Etién
nadia grita: «sois mierdas!»
Etién la mira
Etién murmura con acento canadiense, «mejor?»
nadia grita: «unos vagos que no os mereceis estar aquí»
Aletheia asiente
Murmuras con acento catalán, «sí, al menos las han curado »
Etién asiente
nadia grita: «lástima que no os vuelen la cabeza de un tiro, ostras!»
Etién murmura con acento canadiense, «necesitas que llevo a algún sitio »
Aletheia niega
Etién murmura con acento canadiense, «okey »
Murmuras con acento catalán, «gracias, pero tengo que hablar con aras y…»
nadia aparta al soldado que está con lilu
Murmuras con acento catalán, «y con la señora Nadia »
el soldado se retira
Etién cabecea asintiendo
nadia grita: «tú no sabes hacer el trabajo que te toca?»
nadia mira al soldado
lilu respira ajitada
Un soldado dice, » sí, señora
nadia grita: «no se nota, he dicho que no pueda hacer flexiones»
nadia patea a lilu lanzándola al suelo
lilu permanece en el sitio
los soldados superan las plataformas y corren tras un grito de nadia a buscar otras botas
nadia mira a lilu
nadia grita: «haz las putas flexiones o te largo!»
lilu sigue con las flexiones
nadia agarra el pelo de lilu con fuerza tirando de él hacia el suelo
Murmuras con acento catalán, «y ver si no salgo como corcho de limonada»
nadia grita: «muévete!»
Etién la mira intentando interpretar la expresión
Murmuras con acento catalán, «o sea, si puedo seguir entrenando un poco más »
lilu sigue con las flexiones aguantando el dolor
Etién murmura con acento canadiense, «ah, okey»
Murmuras con acento catalán, «si no me expulsan definitivamente »
Etién murmura con acento canadiense, «he visto tu entreno en FU»
nadia grita: «arais, a la puta barra!»
Etién murmura con acento canadiense, «no estás desprotegida »
Arais corre a la barra
Murmuras con acento catalán, «no, yo sé que no »
Arais sube a la plataforma y se pone unos guantes
Arais mira a nadia
Murmuras con acento catalán, «pero tu sabes que los entrenos militares son un aprendizaje»
nadia sigue maltratando a lilu para impedir que haga las flexiones mientras mira a arais
Etién murmura con acento canadiense, «quiero decir que, si expulsan de aquí, no quedas desprotegida de entreno »
lilu sigue concentrada
nadia grita: «inicia, arais!»
Arais no oye la orden
Murmuras con acento catalán, «sí, lo sé.»
Murmuras con acento catalán, «pero me sentiría defraudada de mí misma »
nadia grita: «y tú, jiménez, más rápido!»
nadia tira fuerte del pelo de lilu hacia el suelo
Etién murmura con acento canadiense, «entiendo»
Murmuras con acento catalán, «lo peor es que hoy no pretendía desobedecer, solo no entendí »
lilu aprieta los dientes
Etién murmura con acento canadiense, «pero esto no importa… es así»
Etién suspira
nadia grita: «arais! baje de la plataforma»
Arais vuelve a bajar sin entender el motivo
Murmuras con acento catalán, «sí, lo sé. ella hace su trabajo.»
nadia grita: «largo de la pista»
Arais sale de la pista
nadia grita: «ni se te ocurra volver »
nadia suelta a lilu
Arais mira a nadia y camina a la plaza
nadia dice: «descanse, jiménez»
Arais ve a etién y aletheia
Arais dice con acento hebreo, «hola»
Aletheia ve a Arais
lilu se queda tirada en el suelo jadeando
Etién dice con acento canadiense, «hola, doctora»
Dices con acento catalán, «Hola, Arais »
nadia señala a algunos soldados y les manda subir por la plancha
Etién mira hacia la pista a lilu y aprieta los dientes
Arais murmura con acento hebreo, «cómo estás, ale?»
los soldados suben a la plancha caminando con dificultad
Aletheia le muestra las manos vendadas
Arais asiente
lilu se levanta quitándose el sudor de la cara
nadia se separa de lilu y manda a otros soldados a la barra
Murmuras con acento catalán, «hoy tengo otro premio »
Aletheia suspira
Arais murmura con acento hebreo, «sí…»
Arais murmura con acento hebreo, «yo también»
Arais ríe sin ganas
Aletheia la mira
Un soldado se cuelga a la barra haciendo con gran esfuerzo lo que nadia va gritando
Arais murmura con acento hebreo, «aún no sé por qué me ha echahdo »
Arais murmura con acento hebreo, «pero bueno, da igual »
Murmuras con acento catalán, «sí, lo imagino »
Etién murmura con acento canadiense, «porque no has cogido la barra?»
Arais murmura con acento hebreo, «seguramente»
nadia grita: «jiménez, circuito »
nadia grita: «10 vueltas a un minuto por vuelta»
lilu corre al circuito del barro
nadia grita: «inicie!»
Arais murmura con acento hebreo, «voy a ducharme»
lilu entra sorteando los obstáculos
Murmuras con acento catalán, «ve,»
los soldados caminan con mucho cuidado por la plancha apoyándose uno en el otro
Arais murmura con acento hebreo, «ale, si necesitas algo, estaré atenta al móvil»
Murmuras con acento catalán, «sí, tengo que permanecer un rato en la base, luego te hablo»
Arais saluda a etién y a ale y entra al hospital
nadia pisa la mano de una soldado que había parado dos segundos de hacer flexiones para respirar
Etién ve a lilu desde lejos
la soldado grita de dolor
nadia grita: «largo de aquí»
Aletheia ve a Lilu
nadia grita: «no vuelvas a mis entrenamientos»
nadia grita: «largo yaa!»
la soldado se levanta agarrándose la mano
la soldado se cuadra y se marcha cerrando la puerta
Etién sigue observando a lilu sin perderla de vista
lilu continúa con el ejercicio sincronizándose
los soldados superan las planchas y corren a buscar otras botas
nadia va mirando a lilu y controlando el tiempo
nadia le grita a unos soldados para que inicien el circuito
lilu finaliza la novena vuelta
los soldados se levantan y corren realizando el circuito
nadia mira a lilu
nadia mira el reloj
nadia sigue caminando
lilu finaliza el circuito
lilu jadea
nadia mira a lilu y asiente tras comprovar la hora
Etién sonríe levemente
nadia grita: «finalicen ejercicios y formen!»
lilu se aparta el pelo de la cara y se forma
los soldados finalizan los ejercicios y forman junto a lilu
nadia grita: «alguno de ustedes le angustia estar en lugares estrechos?»
nadia mira a los soldados
nadia grita: «ahora van a iniciar el último ejercicio »
nadia grita: «los dós últimos ejercicios, mejor dicho»
nadia grita: «laman mis botas!»
nadia abre una de las puertas de la pista
nadia echa a correr fuera de la pista hacia el norte de la base
los soldados corren tras ella
lilu corre
nadia grita: «vamos, vagos!»
Aletheia ve a nadia y a los soldados correr
nadia sigue corriendo hacia el norte de la base
Etién los pierde de vista
Aletheia ve como se alejan
Etién dice con acento canadiense, «he vivido hiit en mi vida, pero…»
Aletheia mira a Etién
Murmuras con acento catalán, «Nadia es, salvaje.»
Etién dice con acento canadiense, «sucia »
Aletheia asiente
Etién dice con acento canadiense, «el ejercicio siempre es igual o muy parecido »
Etién dice con acento canadiense, «es la manera, es muy sucia »
Murmuras con acento catalán, «sus formas, así le llamo yo.»
Etién dice con acento canadiense, «bueno, he tenido instructores muy muy duros »
Se escuchan los gritos de Nadia y unos disparos
Dices con acento catalán, «Lo puedo imaginar »
Etién escucha los disparos
Aletheia suspira al oir los disparos
Etién dice con acento canadiense, «todos insultan, todos ponen muy difícil »
Etién dice con acento canadiense, «pero ella es sucia, no sé decir de otra manera »
Dices con acento catalán, «creo que te comprendo »
nadia corre desde el norte de la pista seguida por 3 soldados
nadia grita: «vamos 8 y volvemos 4!»
nadia grita: «vagos de mierda!»
Etién busca a lilu a lo lejos sin verla
nadia grita: «sois unos vagos, inútiles!»
Aletheia observa, expectante por Lilu
nadia grita: «vamos, corred!»
lilu corre sola apartada lejos del grupo
nadia se va aproximando con 3 soldados hacia las pistas
nadia grita: «vamos, hijos de puta!»
lilu llega a las pistas
Etién ve a lilu
Aletheia ve llegar a Lilu
Etién suspira aliviado
nadia se detiene mirando a los 4 soldados
Aletheia mira a Etién
lilu respira ajitada
Etién mira a la mujer
Murmuras con acento catalán, «es estupenda »
Etién murmura con acento canadiense, «mucho»
nadia grita: «ahora volved a por vuestros compañeros»
Aletheia mira a Lilu
nadia grita: «ya!»
los soldados agotados salen corriendo de las pistas hacia el norte
lilu corre
nadia grita: «aprieta el paso, jiménez o te pego dos tiros!»
nadia ve a los soldados alejarse desde la pista
lilu corre agotada
Etién se pone la mano por visera intentando ver a lilu
Aletheia achica los ojos
los 4 soldados se pierden de vista
Etién baja la mano
nadia sale de la pista hasta un almacén
nadia entra en el almacén y sale a los minutos con 4 trajes de protección bastante pesados sobre un carro
Etién murmura con acento canadiense, «fiesta »
nadia empuja el carro hacia la pista
Aletheia asiente mirando a la mujer con el carro
lilu vuelve ayudando a otro soldado
nadia deja el carro dentro de la pista y cierra, entrando a otro almacén
dos soldados regresan con compañeros en brazos y otro camina ayudando a otro soldado
Etién ve a lilu al borde de la extenuación
Aletheia suspira mirando a Lilu
Etién murmura con acento canadiense, «aguanta, sweet.. aguanta »
nadia sale con explosivos de baja carga
nadia entra en la pista
nadia deja los explosivos en una caja de seguridad y la cierra
nadia mira a los soldados
nadia grita: «dejen a sus compañeros en el vestuario y vuelvan»
lilu ayuda al soldado a tenerse en pie
nadia grita: «y a los 4 que se quedaron atrás, no los quiero volver a ver en mis entrenamientos»
nadia grita: «inútiles!»
Los soldados caminan con gran esfuerzo hacia los vestuarios acompañando a sus compañeros
lilu acompaña al hombre a la puerta del vestuario de hombres
Etién busca la mirada de lilu al pasar ella cerca y le hace un parpadeo de ánimo
lilu sonríe levemente
los 4 soldados regresan a la pista
lilu vuelve
nadia cierra la puerta
nadia mira a etién y aletheia y les hace un gesto para que se alejen más
lilu controla su respiración
Etién se aleja unos pasos atrás
nadia habla por el comunicador: perímetro de seguridad en pista 4
Aletheia se aleja
nadia se sitúa delante de los 4 soldados mirándoles
nadia dice: «busquen el traje de protección y los cascos que hay en ese carro y vístanse en menos de 2 minutos»
nadia dice: «inicien!»
lilu corre y se viste lo más rápido que puede
los soldados giran corriendo hacia el carro
los soldados se van repartiendo las cosas y se visten colocándose las protecciones y cascos
nadia mira el reloj
lilu vuelve vestida
algunos soldados vuelven a formar delante de nadia
nadia mira el reloj
nadia mira al último soldado
nadia grita: «largo de la pista»
el soldado mira a nadia sorprendido
El soldado dice. me estaba ajustando el casco…
nadia grita: «pues quítatelo porque parece que no me escuchas, eres hombre muerto, entiendes?»
nadia grita: «desaparece de mi vista, inútil»
el soldado se quita el casco y camina pesadamente hacia la puerta de la pista, saliendo y cerrando
nadia suspira cabreada
nadia grita: «3 putos soldados »
nadia grita: «lo veis como sois inútiles todos?»
nadia grita: «no sabeis hacer nada a derechas, ostras!»
el soldado entra en el almacén para dejar el traje de protección
nadia señala el túnel
lilu mira el túnel
nadia grita: «el diámetro del túnel está ajustado para que os cueste sudor y lágrimas recorrerlo»
nadia grita: «10 metros»
nadia grita: «y 3 palmos de agua dentro, en vosotros está si quereis respirar o poneros nerviosos y ahogaros ahí dentro»
nadia grita: «si me haceis un favor, haced lo segundo»
nadia grita: «ahora formen en fila delante del túnel»
nadia grita: «ya!»
lilu camina
los soldados caminan junto a lilu hasta situarse delante del túnel
nadia grita: «formen en fila, no tengo preferencias para ver el primer muerto»
lilu mira a los soldados
nadia grita: «cualquiera de vosotros es válido»
un soldado se sitúa en primera posición
El último soldado se sitúa en tercera posición
nadia grita: «inicie!»
el soldado corre hacia el túnel con el traje y casco de protección puesto
el soldado se adentra con dificultad por el túnel
el soldado se arrastra jadeando dentro del túnel
nadia camina a lo largo del túnel dándo patadas a las paredes de este
nadia grita: «sigue, coño!»
el soldado se arrastra peleando cada centímetro
nadia camina hacia un carro
nadia se coloca rápidamente un traje de protección
nadia se ajusta el casco y camina hacia la caja de seguridad
nadia saca un explosivo de baja carga
nadia cierra la caja y la bloquea
nadia camina hacia el túnel
nadia sitúa el explosivo bajo el túnel a 1 metro delante del soldado
nadia se separa
nadia grita: «vamos, muévete!»
nadia saca un detonador a distancia
el soldado se detiene buscando oxígeno en la pared superior del túnel
el soldado continúa arrastrándose
nadia hace detonar el explosivo
Una explosión hace que el túnel se mueva hacia la derecha
el soldado se detiene asustado dentro del túnel
el soldado que está situado detrás de lilu cierra los ojos
lilu mira impasible
nadia grita: «vamos! sal de ahí!»
el soldado sigue arrastrándose casi sin poder moverse, las botas resvalan por el agua y el traje mojado dificulta el avance
nadia camina pateando el túnel
el soldado logra sacar las manos protegidas por guantes de seguridad
el soldado se agarra al borde de las paredes y se impulsa para salir hacia fuera
el soldado se logra poner en pie con dificultad mirando a nadia
nadia asiente
nadia señala una zona de la pista
el soldado camina tambaleándose y respirando con dificultad hacia el lugar que le indicó
nadia grita: «jiménez, inicie!»
lilu entra arrastrándose al túnel
nadia empieza a patear las paredes del túnel
nadia grita: «muévete»
lilu se arrastra bajo el agua saliendo unos segundos a respirar
nadia camina hasta coger otro explosivo
lilu se arrastra concentrada solo en el túnel y la salida
nadia camina hacia el túnel y sitúa el explosivo varios centímetros atrás del final
lilu se detiene y piensa
lilu se da la vuelta y apolla los codos y los pies en el suelo con las rodillas flexionadas levemente
nadia coge un cono del fondo de la pista y lo pone en la salida del túnel señalizando que esa salida está bloqueada
nadia cambia el explosivo de lugar
nadia grita: «crees que el enemigo te va a dejar el camino libre?»
nadia grita: «muévete de una vez!»
nadia patea la pared del túnel
lilu camina hacia el otro lado bajando y flexionando las piernas ayudándose con los codos
lilu respira muy pausadamente
nadia vuelve a cambiar el explosivo de sitio
lilu sigue avanzando
nadia grita: «venga, jiménez!»
nadia grita: «arrástrate como lo que eres »
lilu se empuja con las fuerzas casi al límite
nadia grita: «demuestra que puedes ser algo más que la puta de ese daniel»
nadia grita: «vamos!»
lilu saca una bota
Etién frunce el ceño
nadia prepara el detonador a distancia y se separa
lilu hace fuerza notando tierra para empujarse
lilu murmura con acento Jienense, «jooder»
lilu se empuja quedando fuera a la mitad
lilu hace un último esfuerzo para salir
nadia ve a lilu fuera
lilu se empuja quedando bocarriva en el suelo
nadia detona el explosivo haciendo que Lilu se desplace por el suelo por la onda
lilu tose por el polbo
Etién parpadea y trata de ver a lilu entre el polvo
lilu rueda girándose y se levanta muy despacio
Etién sonríe
lilu tose
nadia grita: «muévete jiménez! con tu primer compañero»
lilu camina hacia el hombre tosiendo
nadia grita: «sánchez, inicie!»
el último soldado suspira y echa a correr hacia el túnel
lilu le da un golpe en el hombro al hotro soldado
el soldado se detiene con las piernas fuera del túnel
nadia camina pateando las piernas del soldado
nadia grita: «adentro!»
el soldado pierde el conocimiento por el esfuerzo y el calor
nadia observa las piernas del soldado
nadia suspira y tira de ellas hacia fuera
nadia saca al soldado y le quita el casco
nadia le quita la chaqueta al soldado
nadia arrastra al soldado hacia la sombra
nadia habla por el comunicador
Unos soldados corren hacia la pista cogiendo al soldado y llevándoselo al hospital
nadia grita: «decidle cuando se despierte que por aquí no vuelva! »
nadia se quita el casco
nadia sonríe un poco
aletheia se aleja de la pista y de etién al ver que termina el entrenamiento
nadia mira a lilu y al otro soldado
nadia grita: «pueden marcharse »
nadia grita: «dejen los trajes en el almacén »
nadia camina quitándose el traje
lilu se quita el casco y se lo pone bajo el brazo
lilu camina al almacén
Etién le hace el signo de victoria a lilu cuando pasa cerca
lilu levanta un pulgar
nadia se quita el traje y ve al soldado alejándose hacia el almacén
Etién sonríe
nadia sale de la pista con la caja de explosivos
lilu se quita el traje en el almacén y lo deja
nadia entra al almacén para dejar el material
lilu camina a dejar el casco en su sitio
nadia mira a lilu
nadia dice: «buen trabajo, jiménez»
lilu dice con acento Jienense, «gracias señora»
nadia se adentra por un pasillo hasta un mostrador donde da los explosivos al responsable
lilu deja el casco y sale
lilu ríe
lilu murmura con acento Jienense, «madre mía que locura»
Etién ve a lilu reír y sonríe
lilu se acerca a él
Etién sigue sonriéndole
lilu dice con acento Jienense, «que?»
lilu dice con acento Jienense, «te apuntas mañana?»
Etién dice con acento canadiense, «bravo, sweet »
Etién dice con acento canadiense, «estoy muy orgulloso »
lilu dice con acento Jienense, «gracias cariño»
Etién dice con acento canadiense, «yo hago hiit con soldados en FU»
Etién dice con acento canadiense, «no sé si tengo para dos sesiones »
Etién le coge las manos
Etién se las besa
Etién dice con acento canadiense, «te espero »
Etién dice con acento canadiense, «si puedes ir ya »
lilu dice con acento Jienense, «no se, me ducho y pregunto a ver»
Etién dice con acento canadiense, «okey»
Aras sale del edificio
lilu sonríe y camina al vestuario
Aras mira a unos soldados y los saluda
Aras se pone las gafas de sol
Aras camina hacia la plaza remangándose la camiseta
Etién se encamina a su coche a esperar
Aras se quita las vendas
Etién se apoya en el capó
Aras camina entre los coches para tirar las vendas en una papelera
Etién ve a aras y lo saluda
Aras tira las vendas en la papelera
Aras ve a etién
Aras camina hacia etién
Etién dice con acento canadiense, «hola, aras »
Aras dice con acento Lituano, «buenas tardes»
Etién dice con acento canadiense, «buenas tardes »
Aras dice con acento Lituano, «cómo ha ido?»
Aras mira a etién
Etién dice con acento canadiense, «bien… duro »
Aras dice con acento Lituano, «bueno cómo iba a ser si nó»
Etién dice con acento canadiense, «duro »
Etién dice con acento canadiense, «piensas que htermina ya?»
Aras murmura con acento Lituano, «lilu?»
Aras niega
Etién dice con acento canadiense, «okey »
Aras dice con acento Lituano, «Su hora de salida es a las 9»
Etién dice con acento canadiense, «bien, entonces voy a irme ya»
Aras dice con acento Lituano, «dentro de unos 45 minutos tiene los siguientes entrenamientos»
Etién cabecea asintiendo
Aras dice con acento Lituano, «como tú quieras»
Etién dice con acento canadiense, «45 minutos para descanso?»
Aras dice con acento Lituano, «es mucho, verdad?»
Etién ríe
Aras dice con acento Lituano, «si ya lo digo yo»
Aras dice con acento Lituano, «Etién»
Aras dice con acento Lituano, «para hacer un soldado que custodie una puerta»
Aras dice con acento Lituano, «no hace falta tanta parafernalia »
Etién dice con acento canadiense, «yo sé»
Aras dice con acento Lituano, «ni tantos entrenamientos»
Etién dice con acento canadiense, «ya he dicho a ella »
Aras dice con acento Lituano, «45 minutos es una burrada de tiempo»
Etién dice con acento canadiense, «ahora creo que ya sabe bien »
Aras dice con acento Lituano, «sí, ya va viendo donde está metida»
Etién asiente
Aras dice con acento Lituano, «luego le daré los papeles por si quiere largarse»
Etién sonríe levemente
Etién dice con acento canadiense, «sabes dónde van a ir, verdad?»
Aras dice con acento Lituano, «quienes?»
Etién dice con acento canadiense, «los papeles»
Aras dice con acento Lituano, «ah, espero saberlo»

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.