• ¡Conéctate!

    Telnet cyberlife.es 7777

Nueva escena de rol: Solo queda confiar

Punto de vista: Guillem.

Comunidad de Madrid; hospital Universitario La Paz.
Te encuentras en un centro hospitalario de titularidad pública, situado en el distrito de Fuencarral El pardo. Está administrado por el Servicio madrileño de salud y es uno de los principales hospitales de referencia. También es centro de referencia nacional e internacional en varias áreas específicas de elevado nivel de desarrollo científico y tecnológico.

La aglomeración en este lugar te impide identificar a personas concretas.
Abigail entra al hospital a toda prisa seguida por Samuel.
Guillem ve a Abigail y se le acerca.
Dices con acento Catalán, “buenos días, Abi, Samuel… habeis venido muy rápido. Dadme un segundo y enseguida os llevo con Auxita, está bien?””
Los chicos asienten.
Abigail se muestra muy preocupada.
Guillem entra en urgencias generales.
Comunidad de Madrid; hospital Universitario La Paz; Servicio de Urgencias Generales.
Es un servicio que cuenta con cuatro salas de observación con capacidad para 54 pacientes, además de una sala de preingreso para 30 pacientes y una sala de tratamientos con 30 sillones.
Te encuentras con Almudena.

Guillem ve a Almudena y le hace señas.
Dices con acento Catalán, “Almudena, me harías el favor de hacer pasar en unos minutos a una pareja de jóvenes que está ahí fuera por favor? vienen a ver a la paciente del box 7.”
Almudena dice: “desde luego, doctor. No hay problema.
Guillem asiente y sigue hacia el box donde está Auxita.
Guillem aparta la cortina con cuidado y pasa.
Guillem se acerca hasta el lateral de la cama.
Auxita está despierta, mirando al techo y algo pensativa.
Auxita oye los pasos y ladea la cabeza hacia la fuente de sonido, viendo al instante a guillem
Dices con acento Catalán, “buenos días, Auxi. cómo amanecimos hoy?”
Guillem se fija con atención en Auxita.
Auxita dice: “buenos días doctor. Creo que algo mejor”
Guillem asiente.
Dices con acento Catalán, “eso es bueno.”
Auxita muestra un mejor semblante aunque permanece seria
Guillem se gira y acerca la silla hacia la cama.
Guillem se sienta.
Auxita dice: “sí, lo es. Sabe algo de oscar, gina?”
Auxita se ubica para mirar mejor al médico
Dices con acento Catalán, “oscar, que supongo es tu paciente sigue en su habitación. anoche le avisé a su familiar que estarías aquí en observación.”
Auxita dice: “sí, disculpe, mi paciente es oscar.”
Dices con acento Catalán, “Gina sigue en la UCI, su estado es delicado, pero seguimos esperando que evolucione.”
Auxita dice: “entiendo…bueno, toca esperar solamente entonces.”
Auxita suspira levemente
Dices con acento Catalán, “si te sientes bien, puedo intentar gestionar que te permitan verla un instante, pero todo dependerá de como estés tú.”
Auxita piensa
Guillem se recuesta de la silla y entrecruza los dedos de sus manos.
Auxita dice: “estoy vien, ahora mismo muy tranquila”
Guillem asiente.
Dices con acento Catalán, “en parte es efecto de la medicación. Eso es bueno, en realidad.”
Auxita dice: “me costó dormir anoche pero lo conseguí, es que en realidad mi mente no para muy fácilmente. pero sí, la medicación hace lo suyo”
Guillem se fija en su expresión corporal y facial.
Guillem asiente.
Auxita muestra relajación total
Dices con acento Catalán, “te he preparado unas indicaciones con un ansiolítico bastante suave y un medicamento que te ayudará a conciliar el sueño. ninguno causa dependencia, por si eso te preocupa.”
Guillem mira a los ojos a auxita.
Auxita dice: “ah, le agradezco mucho…voy a seguir todo como usted me diga”
Auxita le sostiene la mirada
Dices con acento Catalán, “también te he indicado reposo por dos semanas. Es necesario que lo cumplas, auxita. necesito saber si estás consciente de ello y si quieres colaborar en tu recuperación.”
Auxita suspira y baja la mirada
Auxita murmura: “lo tendré que cumplir, soy consciente.”
Guillem la observa sereno y asiente al escucharla.
Dices con acento Catalán, “esas son muy buenas noticias, Auxita.”
Se siente como la gente va y viene.
Auxita murmura: “sé que no tengo otra alternativa, por mucho que quiera buscarla”
Guillem se inclina hacia la cama un poco.
Auxita lo mira fijamente
Dices con acento Catalán, “sí, eso es cierto. anoche has tenido mucha suerte porque estabas aquí. Pero imagina una crisis así en otro lugar donde estuvieses sola.”
Auxita piensa por un momento y asiente
Guillem la mira a los ojos. su mirada es de comprensión.
Auxita dice: “no sé cómo pude venir incluso conduciendo hasta acá, no me lo explico.”
Auxita dice: “la tensión que sentía era brutal, pero no la podía expresar”
Dices con acento Catalán, “yo te entiendo. Nos apasiona nuestro trabajo, queremos darlo todo por nuestros pacientes, pero … hemos de ser muy responsables. sobre todo con nosotros.”
Guillem asiente, pensativo.
Auxita dice: “sí, en eso tiene razón. Nuestro trabajo implica un desgaste importante para nuestra propia salud mental, y está en nuestras manos hacer que eso no nos unda por completo, por mucha pasión que haya”
Dices con acento Catalán, “Lo más probable es que lleves tanto tiempo adoptando esta conducta, que la hayas automatizado. Ibas con la hermana de tu paciente, estabas en modo profesional. pero eres un ser humano, eso no puedes olvidarlo nunca.”
Auxita dice: “sí, eso sucedió en realidad”
Guillem descruza los dedos y le toma de la mano a auxita.
Guillem asiente imaginando como se ha debido sentir en ese momento.
Dices con acento Catalán, “mi recomendación profesional es que remitas el caso de tu paciente y suspendas la supervisión. No estás en condiciones de ofrecerle una atención a tu paciente estando así.”
Auxita piensa
Dices con acento Catalán, “podemos ubicarle a alguien aquí en el hospital y darle atención multidisciplinaria, o también en el Instituto de sicología. A menos que prefiera a algún autónomo.”
Auxita dice: “de verdad, cree que esto va para mucho? Digo a nivel psiquiátrico? Sé que a lo mejor mi pregunta va más por negación a mi realidad que por interés pero…”
Auxita suspira, intentando no dejar de estar relajada
Dices con acento Catalán, “si viene aquí y luego estuvieses en la residencia, podrías apoyarle también. Pero como te dije, primero está tu salud, sin ella no puedes ejercer.”
Guillem la mira.
Auxita se reacomoda en la cama sin dejar de mirarlo
Dices con acento Catalán, “desconozco la situación de tu paciente, pero para que llegases a este punto, debo interpretar que es un caso complejo que si avanza tan lento puede requerir un trato por parte de varios profesionales, Auxi.”
Auxita niega
Auxita dice: “no a ver, en realidad pregunto por mí, no por él. lo de él sí que sé que va para largo”
Guillem asiente.
Dices con acento Catalán, “en mi opinión, si lo que te ocurre es solo un exceso de trabajo, con reposo y la medicación no debería ir más allá. Pero solo tú sabes qué piensas y qué sientes, qué otras cosas pueden estar paseándose en esa cabecita .”
Dices con acento Catalán, “considero que sí requieres al menos unos días de medicación. con eso debería bastar para que recuperes un poco el equilibrio, que puedas dormir mejor. Eso es fundamental.”
Auxita dice: “ah, ya veo. Bueno, entonces tendré que informarle a oscar sobre eso, igual anoche si no recuerdo mal, vi que tuvo unas reacciones algo extrañas…pudo ser una fallida percepción mía pero, al menos por lo que vi no está en condiciones de hablar de esto, al menos ahora.”
Guillem se encoge de hombros.
Dices con acento Catalán, “puede haber sido algo circunstancial por la anestesia, aunque son casos poco frecuentes.”
Auxita dice: “ah, es posible. Y bueno, ya cuando usted considere puede remitir el informe o lo que sea que haya que hacer en estos casos, y yo le informo al respecto.”
Dices con acento Catalán, “De todas formas, si requieres apoyo para informarle de esta situación, no dudes en avisarme, puedo darte el apoyo si lo necesitas.”
Guillem la mira y asiente.
Dices con acento Catalán, “no te preocupes de nada, eso está listo. ”
Auxita dice: “bueno, es mi responsabilidad única pero, como mi médico tratante supongo que tendría mayor peso su apoyo”
Auxita dice: “así que creo que se lo pediré, habremos de hacerlo en la brevedad”
Dices con acento Catalán, “Por eso te lo digo. Además, Anoche me quedé con la percepción de que la chica… su hermana, es una jovencita algo difícil. Así que nada, me avisas y voy a hablarles contigo. No hay problema.”
Auxita asiente
Guillem se levanta.
Auxita dice: “así lo haremos, entonces. Y nuevamente muchas gracias por todo, de verdad.”
Dices con acento Catalán, “ahora iré a dejar todo listo para que puedas irte a casa. he avisado a Abigail, ha venido a verte con su chico, están ahí fuera.”
Guillem le palmea con suavidad la mano.
Dices con acento Catalán, “nada, para eso estamos, Auxi.”
Auxita dice: “aah vinieron? genial, los espero acá.”
Guillem le sonríe.
Auxita asiente y esboza una pequeña sonrisa
Dices con acento Catalán, “nos vemos pronto.”
Auxita dice: “sí, nos vemos”
Guillem sale del box.
En el pasillo de urgencias, Abigail espera con Samuel.
Guillem se acerca a los chicos.
Dices con acento Catalán, “ya podeis pasar, está ahí en el box 7.”
Abigail dice: “Ya mismo vamos, doctorcillo.”
Guillem sonríe y sale para encargarse del papeleo.
Abigail entra con rapidez al box seguida por Samuel.
Abigail mira a Auxita, la preocupación se le nota en la mirada.
Auxita está mirando al frente, ve a Abigail y samuel que entran a prisa
Abigail dice: “pero chiquiiilla, como es que tu no dices que andas malita, eh? Eso no se hace.”
Auxita dice: “hola, chicos”
Abigail se acerca y le estampa dos besos en las mejillas.
Abigail se separa y la mira.
Auxita dice: “no, es que bueno…fue todo muy repentino, pasó anoche ya un poco tarde, abi”
Samuel se acerca a la cama.
Auxita dice: “pero no se preocupen, ya estoy bien y voy a poder estar esta tarde para lo de reyes, ya me van a dar el alta”
Samuel dice con acento venezolano, “cómo te sientes, auxita? ya estás mejor?”
Abigail abre mucho los ojos.
Auxita dice: “sí Sam, estoy medicada y gracias a eso mejoré mucho”
Abigail hace movimientos con el dedo índice, negando.
Auxita mira sus gestos y se le alegra el rostro pero no logra sonreír
Auxita dice: “pero quée, no querés que esté? o qué pasa”
Abigail dice: “yo lo que no quiero es que te me pongas mala otra vez.”
Abigail dice: “tú te vas a casita a descansar, que ya me lo ha dicho el doctorcillo que tienes que comer y dormir. De los peques no te preocupes, ya si eso nos apañamos nosotros.”
Abigail se lleva las manos a la cintura.
Auxita dice: “ay pero…bueno, ya si te lo dijo el doctocito pues…”
Abigail asiente con la cabeza.
Auxita dice: “sí, te entiendo cariño…y bueno, qué remedio, vamos a casa entonces”
Auxita dice: “no sé si ya sabés que además de mí, alguien más no va a estar esta tarde.”
Abigail dice: “No quiero que mi ángel favorito se me quede con las alas mallugadas por andar volando sin brújula, así que cuando venga el doc, nos vamos a casita, te preparo de comer y te dejo en la camita.”
Samuel asiente.
Auxita esta vez ya sonríe
Abigail se queda en silencio y asiente, un poco entristecida, pero se recompone a toda velocidad.
Auxita dice: “pero si así parecés hasta mi mamá”
Abigail sonríe.
Auxita nota el gesto de la chica
Auxita dice: “en parte eso me dejó mal, pero en fin, dejemos en manos de los médicos su recuperación”
Abigail dice: “pues quedas adoptada chiquiilla. Así que como se te ocurra ponerte difícil, zasca, pao pao en el culete.”
Abigail le toma de la mano.
Auxita se la estrecha con cariño, mirándola
Abigail dice: “ella se pondrá bien, tú no te preocupes de nada de eso ahora, guapi.”
Auxita suspira y asiente
Abigail asiente y sonríe.
Almudena entra al box para retirarle la vía a Auxita.
Abigail mira a la enfermera y le hace señas a Samuel para salirse del box.
Auxita reconoce a la enfermera que había tratado a camila en su momento y le regala una tenue sonrisa al verla.
Almudena mira a Auxita y le sonríe, luego mira a los chicos.
Almudena dice: “os podeis quedar, esto solo será un momento, termino en un periquete.”
Almudena se coloca los guantes y comienza a retirar la vía.
Abigail mira lo que la enfermera hace con curiosidad.
Almudena termina, coloca una tirita en el interior del codo de Auxita y se retira los guantes, tirando todo en la papelera.
Auxita está muy relajada, dejando trabajar a la enfermera.
Almudena dice: “bueno, eso es todo. Espero se recupere, señorita. tengan buen día.”
Abigail asiente.
Auxita dice: “muchas gracias, señora. muy amable.”
Samuel dice con acento venezolano, “Gracias, Almudena. Siempre tan buena.”
Almudena se queda inmóvil un instante al escuchar la voz y alza la mirada.
Almudena dice: “Sam? Eres tú?”
Samuel dice con acento venezolano, “sí, soy yo.”
Auxita observa el intercambio
Almudena se acerca y lo abraza, Samuel corresponde al abrazo.
oyes un claxon cerca de aquí
Almudena se separa, tiene los ojos algo empañados.
Auxita le guiña un ojo a Abigail
Almudena dice: “No supe más de ti, es tan bueno saber que estás vivo, nen. Mira cómo has crecido, ya no pareces un chaval”
Auxita dice: “el mundo es un pañuelo, eh?”
Samuel le sonríe y asiente.
Samuel dice con acento venezolano, “es bueno saber que tú también estás bien, Almudena.”
Almudena asiente y luego se recompone.
Almudena ve a Sam y luego a Abigail.
Almudena dice: “supongo que esta es tu chica, verdad?”
Samuel asiente.
Almudena se acerca a Abigail y le da dos besos.
Abigail le corresponde.
Almudena dice: “hiciste unos trajes preciosos para el día de reyes del pasado año. Muchas gracias, niña. Y gracias por cuidar de Sam también. en la aldea se le apreciaba mucho.”
Auxita mira con ternura la escena
Abigail sonríe.
Auxita oye la palabra aldea y hace relaciones mentales. Recuerda por un momento algunas cosas.
Abigail dice: “nada, a mi Sam lo quiero con todo el alma, como no lo voy a cuidar? y lo de reyes, es lo menos que podía hacer. Pero si no tiene que irse, pase por el hospital infantil ahora en la tardecica, va a ver algo que seguro le gusta.”
Almudena sonríe.
Almudena se queda algo pensativa.
Almudena murmura: “así que eres tú la de la cabalgata, eh? No lo habría imaginado. Estaré, seguro que sí. gracias por decirme.”
Almudena dice: “ahora os dejo, debo seguir con mi guardia.”
Samuel asiente y se acerca para darle otro abrazo.
Almudena lo abraza con rapidez y se despide con un gesto de la mano de las chicas.
Auxita dice: “buena guardia, señora”
Almudena sale del box.
Auxita mira a los chicos
Auxita dice: “hay encuentros así que reconfortan el alma”
Samuel asiente y sonríe.
Abigail sonríe y coge de la mano a Samuel.
Auxita dice: “me alegro por ambos, al parecer el cariño que se tienen es total”
Guillem entra al box.
Guillem va con varios papeles en la mano.
Samuel asiente.
Auxita se fija en guillem con los papeles
Samuel dice con acento venezolano, “fue nuestra enfermera en el ambulatorio, es muy buena… tiene su carácter pero todos la apreciábamos mucho.”
Auxita asiente
Dices con acento Catalán, “bueno, ya está todo listo.”
Auxita dice: “entonces, doctor, son 2 semanas si no recuerdo mal, cierto? Digo, de medicación y demás.”
Auxita dice: “que todavía ando como perdida en tiempo y espacio a veces.”
Dices con acento Catalán, “tengo aquí el informe médico, tus indicaciones de la medicación, de la baja y sí, son dos semanas a partir de este lunes.”
Guillem sonríe.
Dices con acento Catalán, “eso nos pasa a todos, tú no te preocupes.”
Auxita dice: “bueno, sí.”
Auxita sonríe
Guillem le acerca los papeles a Auxita.
Auxita se incorpora despacio y los recibe con ambas manos
Guillem mira a los chicos.
Dices con acento Catalán, “bueno si quereis pasar un instante por la UCI, he pedido autorización. digo para que veais a Gina.”
Auxita dice: “yo si que quiero verla, por favor.”
Auxita dice: “no servirá de mucho pero al menos…”
Auxita suspira y baja la mirada
Guillem asiente.
Dices con acento Catalán, “vale, pues vamos entonces. solo nos dieron cinco minutos.”
Auxita asiente y se levanta de a poco de la cama.
Abigail ayuda a Auxita.
Auxita se mantiene sentada esperando un momento, luego se pone de pie muy despacio.
Abigail coge de una mano a Auxita y Samuel le coge de la otra.
Guillem la mira con atención.
Dices con acento Catalán, “todo bien? estais listos?”
Auxita se apoya de los chicos y asiente, poniéndose de pie del todo
Auxita dice: “cuando quieran, vamos”
Guillem asiente.
Guillem se acerca a la cortina y la aparta para que los chicos pasen.
Auxita camina lentamente soltándose de a poco cuando adquiere confianza y nota que no se mareará
Guillem sigue pendiente de Auxita
Samuel y Abigail sueltan a Auxi y le acompañan de cerca.
oyes el murmuyo de la gente en los boxes de urgencias.

Auxita camina sin adelantarse mucho a los chicos, mira a guillem de reojo.
Guillem mira a auxita y los chicos y los guía fuera de la sala rumbo al ascensor.
Auxita dice: “usted dirá donde es, doctor”
Dices con acento Catalán, “seguidme por aquí, chicos.”
Auxita ve que se abre uno de los ascensores y se dispone a entrar en él.
Auxita aguarda a los demás pulsando el botón de parada
Todos entran tras Auxita.
Dices con acento Catalán, “vamos a la planta cinco.”
Auxita se mira al espejo esperando a que vayan donde tengan que ir.
Auxita asiente, mira los botones y pulsa el número 5
El ascensor abre sus puertas.
Auxita sale cuando el ascensor se abre
Guillem sale del ascensor.
Samuel y Abigail salen tras Auxita.
Guillem se acerca a la puerta de la UCI.
Guillem se gira.
Auxita sigue a guillem, sin evitar mostrar un dejo de tristeza en la mirada desde ya
Dices con acento Catalán, “esperad un instante aquí, voy a avisar.”
Abigail toma de la mano a Auxita.
Samuel camina tras las chicas.
Guillem entra a la UCI y sale tras unos pocos minutos.
Guillem mira a los chicos.
Dices con acento Catalán, “No os dejarán pasar hasta adentro, pero la podreis ver desde un cristal.”
Auxita asiente
Dices con acento Catalán, “venga, vamos a ello.”
Guillem empuja una de las puertas y la mantiene abierta para que los chicos puedan pasar.
Auxita entra lentamente, pendiente de que los chicos la sigan
Abigail va junto a Auxita, Samuel les sigue de cerca.
Guillem los va guiando por un pasillo hasta una habitación para que puedan ponerse los pijamas desechables.
Guillem abre la puerta y la sostiene.
Auxita se adentra al lugar
En el interior de la habitación una enfermera va cogiendo varios pijamas desechables que están empaquetados y alza la mirada.
Abigail entra, Samuel la sigue.
Guillem sonríe a la enfermera.
Dices con acento Catalán, “muchas gracias, Anastasia. Ya me encargo yo, vale?”
La enfermera asiente y sale por otra puerta.
Guillem coge los pijamas y le da uno a cada uno.
Auxita recibe el pijama y se lo coloca con cautela.
Dices con acento Catalán, “poneos esto, junto con las botas desechables también. cuando esteis listos, iremos dentro de esa puerta.”
Guillem señala la puerta.
Auxita se fija en la señal y asiente, mientras termina de ponerse el pijama.
Guillem se coloca el pijama desechable sobre su pijama sanitario, se coloca las botas y el gorro.
Abigail y Samuel lo imitan.
Auxita termina con los demás elementos y mira a todos.
Guillem los mira.
Dices con acento Catalán, “listos?”
Auxita dice: “lista, sí”
Dices con acento Catalán, “bien, seguidme por aquí.”
Guillem se dirige a la puerta por donde ha salido la enfermera, la abre y la sostiene para que los chicos pasen.
Auxita está atenta a los movimientos de guillem para seguirlo.
Dices con acento Catalán, “pasad de uno en uno y esperadme.”
Abigail y Samuel asienten.
Auxita camina para entrar al sitio, lo hace y espera por samuel y abigail.
Abigail entra y luego lo hace Samuel.
Guillem entra y deja que la puerta se cierre.
comunidad de Madrid; Hospital Universitario La Paz; UCI.
Es un espacio aséptico dividido en varios boxes a los cuales se accede separando una cortina que no llega a rozar el suelo. A la derecha ves la isla de enfermeras, donde además se ubica el puesto de control y monitoreo de constantes. Junto a la isla observas las puertas de un par de despachos y una pequeña pero cómoda habitación de descanso para el personal sanitario que está de guardia.

Guillem camina por un pasillo contrario a la isla de enfermeras, pasando por varios boxes hasta que llega al final.
Auxita sigue al médico procurando no perderlo de vista
al final del pasillo hay un cristal que va del techo hasta la mitad de la pared. El cristal permite observar un espacio que a todas luces parece aún más aséptico.
Guillem se detiene frente al cristal.
Auxita mira por encima del hombro de guillem
Del otro lado del cristal se ve a Gina, tumbada en una cama de hospital, conectada a varias máquinas, con un tubo en la garganta y la piel del rostro hinchada, amoratada y con vendas del lado derecho. Le han rapado el cabello.
Dentro del espacio está Fabián, junto a otro médico.
Abigail se acerca a Auxita y le toma de la mano.
Samuel apoya sus manos sobre los hombros de Abigail.
Auxita suspira, luego aprieta los labios
Guillem mira a los chicos.
Dices con acento Catalán, “entraré un instante y enseguida regreso, vale?”
Auxita asiente
Guillem coge un tapabocas de su pijama sanitario y se lo coloca.
Guillem entra y camina hasta llegar a Fabián.
Guillem gestualiza y señala hacia el cristal.
Fabián se gira un poco y ve a los chicos.
Auxita mira impotente mediante el cristal
Los tres médicos hablan gestualizando de vez en cuando, señalando los monitores y algo en la historia que cuelga a los pies de la cama.
El médico le apoya una mano en el hombro a Fabián, este asiente y luego sale junto a guillem.
Guillem se acerca a los chicos con Fabián al lado.
Fabián se ve agotado y con profundas ojeras.
Auxita se controla al máximo para no llorar frente a los demás, suspirando por momentos
Fabián dice: “buenos días.”
Auxita dice: “buenos días, Fabián.”
Abigail ve al médico.
Fabián ve a Auxita.
Fabián dice: “es bueno verte en pie, me ha dicho anoche Guillem que tuvo que dejarte en observación.”
Auxita suspira y asiente
Auxita dice: “gracias, ya estoy mejor”
Fabián mira hacia la cama donde está Gina.
Fabián vuelve a mirar a Auxita.
Auxita le sostiene la mirada con los ojos tendientes a empañarse
Fabián dice: “me alegro, de verdad.”
Fabián la observa, entendiendo su expresión.
Abigail mira hacia la cama y también se aflige.
Abigail mira a los médicos.
Fabián dice: “Guillem os podrá explicar cómo está Gin. Yo ahora tengo que irme. volveré para lo del hospital infantil, a ella le habría gustado eso.”
Auxita asiente
Guillem le da una palmada en el hombro a Fabián.
Fabián inspira profundo y se aleja sin decir nada más.
Auxita dice: “descansa, Fabián y gracias por cuidar de ella”
Fabián se gira y asiente con un gesto de cabeza, luego sale.
Guillem le ve marchar.
Auxita mira a guillem con expectativa
Guillem mira a los chicos.
Dices con acento Catalán, “bueno, su estado es delicado, pero confiamos en que podrá superarlo. las siguientes 24 horas son cruciales. ahora le hemos inducido un coma, porque sus lesiones necesitan tiempo para sanar y es mejor que esté relajada e inconsciente.”
Guillem mira hacia la cama.
Abigail dice: “pero qué pasó, cómo puede haber pasado esto, madre mía del amor hermoso.”
Guillem suspira.
Guillem mira a Abigail y luego a Auxita.
Auxita los mira y el rostro se le torna muy serio
Dices con acento Catalán, “no tengo todo el parte, solo sé que iba de copiloto y recibió el impacto de lleno.”
Dices con acento Catalán, “el conductor, que entiendo es tu paciente, Auxita, ha tenido mucha suerte porque se abrió el airbag, así que su impacto ha sido menor.”
Auxita precisamente pensaba en el tema y se decide a hablar un poco
Auxita dice: “sí, él manejaba.”
Dices con acento Catalán, “el problema es que por el impacto, Gina ha tenido varias fracturas, entre ellas una costilla que perforó el pulmón derecho.”
Guillem mira a Auxita y asiente.
Auxita dice: “dios mío…qué terrible.”
oyes sonidos de latidos y maquinaria de supervisión.
Auxita dice: “tal vez…tal vez fue muy rápido…por dios.”
Dices con acento Catalán, “el golpe en la cabeza ha sido muy fuerte también, hubo que intervenirla para aliviar la presión en su cabeza y resolver la hemorragia, ahora esperamos que ceda el edema cerebral.”
Guillem mira hacia la cama, luego mira a Auxita y se frota un poco los ojos.
Dices con acento Catalán, “No lo sé, como os digo no he tenido tiempo de revisar todo el parte para ver en detalle como ocurrió el accidente.”
Auxita también mira hacia la cama, luego vuelve la atención a Guillem y los chicos
Abigail mira a Guillem.
Auxita dice: “sí, comprendo”
Abigail dice: “pero ella se va a poner bien, verdad?”
Abigail mira hacia la cama y el labio inferior le tiembla un pocpo por aguantar las ganas de llorar.
Guillem le pone una mano en el hombro a la chica.
Abigail se gira y lo mira, tiene los ojos empañados y no puede evitar llorar.
Auxita dice: “tiene que recuperarse, lo tiene que hacer. No se merece esto.”
Guillem mira a Auxita.
Dices con acento Catalán, “nosotros confiamos en que así sea, pero debido a sus lesiones, llevará algo de tiempo.”
Guillem mira a cada uno de los chicos, terminando en Auxita.
Auxita mira a Abigail por un instante, muy pendiente de ella
Dices con acento Catalán, “hemos de confiar y mantener el firme pensamiento de que así será.”
Auxita dice: “sí, es lo que siempre digo, solo queda confiar.”
Abigail llora, limpiándose la cara con el dorso de la mano.
Abigail mira a Guillem un poco más serena.
Auxita le seca algunas lágrimas con el pulgar de la mano contraria a la que tiene rodeando los hombros de la chica
Abigail dice: “pero nos va a decir alguna cosa, verdad? Nos va a contar todo lo que pase con la Gina, sí?”
Guillem asiente.
Dices con acento Catalán, “os mantendré informados, quedaos tranquilos. ahora tenemos que irnos, nos hemos pasado del tiempo que nos dieron aquí.”
Auxita se separa de Abigail y asiente, mirando por última vez la cama con gran pesar
Samuel toma de la mano a Abigail y entrelaza sus dedos con los de ella.
Auxita dice: “vamos, chicos.”
Samuel murmura con acento venezolano, “vamos bonita, llevemos a Auxi a casa y luego vamos a por los peques.”
Abigail asiente y se da la vuelta, mirando una vez más hacia la cama donde está Gina.
Guillem los adelanta y abre la puerta.
Auxita sale de la habitación sin mirar atrás y pensativa
Abigail sale tras Samuel.
Guillem sale, dejando que la puerta se cierre con suavidad tras de sí.

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.